Junto con Salud, uno de los cores más beneficiados de iOS 13 es Atajos y la automatización. La app ahora está integrada en el sistema y no habrá que descargarla en la App Store, y junto con las novedades de nuevas opciones para crear atajos más simples. En iOS 13, Atajos ahora incluye dos funciones muy interesantes: automatizaciones en casa y automatizaciones personales. La primera ya estaba disponible en la app Casa, y aunque ha sido vitaminada con iOS 13, la base sigue siendo la misma.

En cambio, la parte interesante es la de las automatizaciones personales, y es sin duda la que va a cambiar la forma en la que usas tanto el iPad como el iPhone. Una semana con la beta ya sirve para darnos cuentas de su potencial, y eso que la mayoría de las apps no están preparadas y el sistema crashea cuando queremos editar una de estas automatizaciones, pero en términos generales funcionan medianamente bien.

El auténtico "game changer" de esta nueva versión del sistema de Apple es que podemos usar cualquier aplicación como disparador de una acción. Es decir, en vez de recurrir a las que antes tenía el sistema (llegar a un sitio o salir de un sitio), ahora podemos combinar de forma automática desde atajos hasta acciones específicas de aplicaciones, junto a disparadores de utilidades del sistema.

Por ejemplo, podremos configurar atajos para que cuando lleguemos al aeropuerto abra automáticamente la app de facturación, lance una aplicación cuando suene nuestra alarma o conecte automáticamente el modo avión cuando activemos el modo bajo consumo.

Una carencias más importantes de iOS 12 es que si estamos grabando un podcast o un vídeo y entra una llamada, automáticamente se corta la grabación. Ahora en iOS 13 podemos configurar atajos para que, si lanzamos una aplicación específica, active el modo no molestar, que si lo tenemos configurado para que no acepte llamadas entrantes automáticamente las enviará al buzón.

Otra de las cuestiones interesantes que incluye esta versión de Atajos en iOS 13 es la posibilidad de utilizar etiquetas NFC para lanzar automatizaciones, incluyendo aplicaciones del sistema. Por ejemplo podemos utilizar una pegatina de este tipo junto a la cafetera para que cuando nos quedemos sin cápsulas de café, una automatización pida automáticamente café a nuestro proveedor. O combinar acciones de Siri con lanzadores específicos que vayan más allá del hogar conectado. Aquí entran las necesidades de cada uno.

Lo interesante del asunto es que la aplicación muy flexible -y compleja para algunos usuarios-, por lo que puede ser especialmente configurable. Quizás el apartado más potente de la automatización de iOS 13 lo encontremos cuando las apps empiecen a actualizarse e incluyan acciones predefinidas para integrarlas con la aplicación.

En esta primera beta podemos utilizar los atajos de Siri dentro de la automatización, tanto los propios como los que proporcionan apps de terceros, pero todavía nos queda mucho por aprender de sus posibilidades.