Uno de los cambios más importantes que siempre se ha pedido a los de Cupertino ha sido la apertura del NFC más allá de Apple Pay, puesto que los usos que les pueden dar los desarrolladores son bastante amplios más allá de los pagos. Con iOS 12, Apple dio una vuelta de tuerca al NFC -muy limitada-, dando pistas de cómo podría ser usado con etiquetas, pero el potencial del chip todavía está un paso atrás respecto a otros sistemas operativos.

Ahora, y a la espera de que veamos más novedades en este sentido en la próxima WWDC, la vicepresidenta de Apple Pay, Jennifer Bailey, ha anunciado una nueva función para el chip NFC para iPhone haciéndolo, precisamente, totalmente compatibles con esas etiquetas que comentábamos anteriormente, aunque de momento están limitadas a activar Apple Pay para realizar una compra sin necesidad de utilizar una app dedicada.

De momento, los primeros en tener acceso a esta función son los patinetes Bird, la tienda de ropa Bonobos y los parquímetros PayByPhone para el lanzamiento inicial, aunque se espera que sea en la WWDC cuando Apple de acceso al resto de desarrolladores para que puedan implementar este sistema, aligerando enormemente la fricción para usar servicios como el alquiler de patinetes o motos.

El anuncio se ha hecho fuera de los cauces habituales de Apple, y ha sido en la conferencia TRANSACT de Las Vegas, una exposición centrada en las tecnologías de pago móvil, por lo que ha resultado bastante curioso sabiendo que quedan apenas dos semanas para que arranque su conferencia de desarrolladores, en la que la compañía suele presentar estas novedades.

Se trata de un anuncio importante puesto que puede simplificar el proceso de pago con Apple Pay, dejando atrás por ejemplo los voluminosos datáfonos y permitiendo el pago por servicios y aplicaciones directamente con una etiqueta de reducidas dimensiones.