Tras el éxito cosechado en India y varios mercados asiáticos, Realme, la segunda marca de Oppo –que, a su vez, forma parte del grupo BBK–, aterriza en España. Su objetivo, como sucede con las duplas Huawei-Honor, Poco-Xiaomi y Redmi-Xiaomi, es ofrecer un producto mucho más agresivo en precio, con una estrategia de distribución enfocada mayormente en los canales online y, como su propio lema indica –”orgullosos de ser jóvenes”–, destinado mayoritariamente –aunque no exclusivamente– al mercado joven.

El teléfono con el que han decidido inaugurar esta nueva andadura es el Realme 3 Pro, un producto relativamente asequible con una pantalla de 6,3 pulgadas con tecnología IPS y una resolución Full HD+. Bajo la misma, el fabricante integra un SoC Snapdragon 710, uno de los más avanzados del proveedor norteamericano –solo superado por la serie 800 y el recién lanzado Snapdragon 730–. Este chipset promete un gran rendimiento en aplicaciones exigentes –como Premiere Rush o PUBG– a la par que preserva la autonomía y facilita la ejecución de labores relacionadas con la inteligencia artificial.

En el ámbito fotográfico, el Realme 3 Pro apuesta por un sensor Sony IMX519 de 16 megapíxeles de resolución. El tamaño de sus píxeles es de 1,22 micras, ligeramente inferior al de los teléfonos de alta gama como el iPhone XS o el Galaxy S10 –que oscilan las 1,4 micras–. A su lado, eso sí, se sitúa un objetivo con una apertura f/1,7 que facilita la captura de mayor luz en condiciones lumínicas adversas.

Junto a la cámara principal, el Realme 3 Pro monta un segundo sensor de 5 megapíxeles con un objetivo de apertura f/2,4 que ayuda en la medición de profundidad. Por delante, el equipo también cuenta con una cámara de 25 megapíxeles –que hace uso de la tecnología Pixel Binning– con un objetivo de apertura f/2,0.

En lo que a vídeo se refiere, el Realme 3 Pro puede grabar vídeo en 4K y en super slow-motion a un máximo de 960 FPS, una característica que, hasta 2018, estaba limitada a los teléfonos de alta gama como el Galaxy S9.

Detrás de estos componentes, se encuentra una batería de 4.045 mAh que, según Realme, permite jugar a videojuegos como PUBG durante 7 horas. Esta puede recargarse mediante el sistema VOOC 3.0, que permite realizar una carga completa en 80 minutos.

Levi Lee, director de Realme en Europa, aseguró a Hipertextual que, por el momento, los productos del fabricante se venderán únicamente a través de canales online. El Realme 3 Pro, por lo tanto, se venderá, a partir del 5 de junio, en la tienda online del fabricante. La versión de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento tendrá un precio de 199 euros, mientras que la versión con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento eleva su precio hasta los 249 euros –una agresiva ventana de precio en la que también compite Xiaomi–.

👇 Más en Hipertextual