Huawei ha confirmado que podría lanzar de manera global en 2020 su sistema operativo sustitutivo de Android, después de que Google cortara relaciones con la firma asiática tras la imposición de Estados Unidos de no realizar tratos comerciales con la tecnológica china. Sería el primer paso de cara a estabilizar el futuro de sus terminales alrededor del mundo.

El medio TechRadar, citando como fuente a Alaa Elshimy, director ejecutivo y vicepresidente del grupo empresarial de Huawei en Oriente Medio, revelaba hoy que dicho software llegaría en junio, algo que ha sido desmentido posteriormente aleando una "confusión interna" en la compañía. Esta persona ha revelado que los planes de la compañía estaban ya muy avanzados y que el sistema operativo lleva listo ya desde hace meses por si acaso llegaba el momento de hacer uso del mismo, algo que se planteaba como probable teniendo en cuenta la escalada de las hostilidades desde Estados Unidos hacia la marca.

"Huawei sabía que esto se avecinaba y se estaba preparando. El sistema operativo está listo en enero de 2018 y este era nuestro 'Plan B'", ha asegurado. "No queríamos llevar el sistema operativo al mercado porque teníamos una fuerte relación con Google y otros y no queríamos arruinarla. Ahora, lo comenzaremos a implementar el próximo mes", comentaba en un primer momento. Posteriormente, Huawei desmentía esta fecha, aclarando que podría llegar a China a finales de este mismo año y al resto del mundo en 2020.

Ark OS

Este mismo lunes conocíamos que el sistema operativo podría conocerse como Ark OS de manera global gracias a una filtración perteneciente, supuestamente, a la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, lo cual apuntaba también a una aceleración de los planes de la firma por obtener dicha certificación con premura. La información hoy revelada no hace sino reforzar el hecho de que la alternativa de Huawei a Android será revelada muy pronto.

Respecto al resto de prohibiciones por parte de otras compañías y organizaciones a las que Huawei ha tenido que hacer frente durante los últimos días, Elshimy se muestra confiado respeto al potencial de la compañía para solventar las dificultades. "Las sanciones de EE. UU. no afectarán al sistema operativo ni a los chips de la compañía de ninguna manera, ya que somos autosuficientes en muchos aspectos", explica.

Actualización 28 de mayo, 17:55 (CET): Huawei ha contactado al medio anteriormente citado para clarificar que ha habido un error de comunicación interna y el sistema operativo no será lanzado en junio, como se había dicho inicialmente, confirmando que podría llegar a finales de año a China y en 2020 al resto del mundo. Hemos modificado el texto para reflejar estos cambios.