– Abr 3, 2019, 12:01 (CET)

Más allá del ECG: cómo el Apple Watch te ayuda a controlar tu salud cardiovascular

El Apple Watch incluye algunas funciones para vigilar nuestro corazón que van más allá de la medición del ritmo cardíaco o del recién estrenado electrocardiograma en España.

Aunque una de las funciones más revolucionarias del Apple Watch Series 4 en su presentación fue la inclusión del electrocardiograma, que recientemente ha llegado a España y a otros países europeos, lo cierto es que el último reloj de Apple incluye algunas funciones interesantes para todos los usuarios que también han llegado a modelos más antiguos del reloj, desde el Series 1 en adelante.

Quizás Apple no las haya anunciado con tanto bombo como el ECG, pero se trata de funciones pasivas que puede ayudarnos a controlar la salud cardiovascular. Si bien el reloj de Apple no monitoriza en tiempo real las pulsaciones excepto cuando se hace ejercicio -lo hace en intervalos que van variando si detecta más o menos actividad-, si que es capaz de analizar patrones que nos pueden dar contexto de si existe un problema.

Apple hace bastante hincapié en que el Apple Watch no es una herramienta de diagnostico y que siempre se debe acudir a un medico, pero sí que es un primer punto que puede ayudar a mucha gente a detectar problemas cardiovasculares antes de que sea demasiado tarde. Los casos en los que el Apple Watch ha salvado una vida gracias a estar funciones son bastante conocidos (y numerosos), por lo que parece que como primera frontera para la prevención es una elección muy interesante que hasta ahora solo estaba disponible en maquinas especializadas y fuera del alcance de la mayoría.

Como decíamos, aunque el ECG es la función estrella por los datos que genera, el Apple Watch tiene una serie de funciones pasivas que son igual de importantes para vigilar nuestra salud que el ECG. Entre las disponibles, la más importantes son los avisos de pulsaciones altas y bajas y las notificaciones de ritmo irregular. Ambas funciones están disponibles para todos, con una salvedad: el sistema no permitirá configurarlas a menores de 22 años, puesto que las notificaciones estarían falseadas, entre otros motivos.

Avisos de pulsaciones altas y bajas

Se trata de una función pasiva muy interesante. Lo que hace básicamente el reloj es medir la frecuencia cardíacas en reposo (cuando el reloj no detecta actividad durante 10 minutos seguidos), y si detecta que se cruzan ciertos umbrales configurable por el usuario, tanto altas como bajas- el reloj envía una notificación. Si la frecuencia cardiaca permanece por encima o por debajo de un número determinado de latidos por minuto (LPM) cuando no se detecte actividad durante 10 minutos, el Apple Watch te lo puede notificar. Es la detección de la taquicardia (pulsaciones altas) y la bradicardia (pulsaciones bajas).

Lógicamente, hay que ver el contexto de estas notificaciones porque pueden dar falsos positivos. Por ejemplo, si duermes con el reloj y tienes activadas las notificaciones de las pulsaciones bajas al mínimo que permite Apple (40 LPM), pueden saltarte bastantes notificaciones por la noche cuando estando bien de salud, existen caídas en sueño profundo del ritmo cardíaco del 20-25% respecto al reposo despierto. Lógicamente, Apple no ofrece opciones para dormir con el reloj, de hecho nunca ha recomendado a los usuarios a hacerlo, por lo que es una cuestión que hay que tener en cuenta. Lo mismo puede suceder si las pulsaciones altas están configuradas en su umbral más bajo (100 LPM) y estamos teniendo en reposo alguna actividad frenética (jugar a un videojuego de terror).

Notificaciones de ritmo irregular

Este es uno de los puntos importantes que Apple ha activado recientemente en Europa y es uno de los cambios más importantes que la compañía ha introducido dentro de sus sistemas de vigilancia de salud cardiovascular, puesto que se trata de una funciones más importantes de detección de posibles problemas del corazón:

La fibrilación auricular (FA) es un tipo de ritmo cardiaco irregular. La fibrilación auricular se produce cuando el corazón late según un patrón irregular. Se trata de una arritmia en la que las aurículas del corazón no laten en sincronía con los ventrículos. Las irregularidades del ritmo cardiaco son más frecuentes a medida que la gente envejece. Algunas personas con fibrilación auricular no presentan ningún síntoma. Otras presentan síntomas que pueden consistir en taquicardia, palpitaciones, fatiga o dificultad para respirar.

Hay que tener en cuenta que en el caso de la fibrilación irregular, se puede dar también en personas que tienen vidas sanas y activas, aunque es precisamente este último punto el que ayuda a evitar que se puedan dar estas situaciones: vida sana, actividad y dieta equilibrada son los mejores aliados contra la fibrilación irregular.

De esta forma, el Apple Watch realizará mediciones de forma pasiva cuando estemos en reposo para detectar posibles casos de fibrilación irregular. El número de veces que el reloj analiza esto puede variar en función de la persona, puesto que según Apple el Watch tiene en cuenta nuestra actividad, el número de lecturas efectuadas cada día y el tiempo transcurrido entre ellas para realizar más o menos mediciones. En caso de que el reloj nos avise de que ha detectado un ritmo irregular, quiere decir que existe fibrilación auricular puesto que lo ha venido confirmando con varias lecturas, es decir, los avisos están basados siempre en varias mediciones. En este caso, debería siempre consultarse a un médico.

Que no hace (de momento) el Apple Watch

Apple hace bastante hincapié en lo que puede no puede hacer un Watch por nuestro corazón y es importante tenerlo en cuenta. Pese a que es una herramienta tremendamente útil, no podemos depositar toda nuestra confianza en el reloj y olvidarnos de los médicos y de las pruebas con maquinaria especializada por varias razones:

  • El Apple Watch no puede detectar un infarto. Si alguna vez experimentas dolor u opresión en el pecho, o si piensas que estás sufriendo un ataque al corazón, llama inmediatamente a los servicios de emergencia.
  • El Apple Watch no busca constantemente signos de fibrilación auricular. Esto significa que el Apple Watch no puede detectar todos los casos de fibrilación auricular y puede haber gente que la padezca y no reciba ninguna notificación.
  • En algunos casos, la notificación puede indicar la presencia de un tipo de arritmia que no es una fibrilación auricular.