Los últimos meses han sido complicados para Huawei en diversas partes del mundo. Algunos gobiernos, principalmente los de Estados Unidos y Alemania, han expresado su desconfianza sobre la seguridad de los equipos de telecomunicaciones del fabricante chino. Sin embargo, la empresa no pretende quedarse con los brazos cruzados, por ello están realizando diversos movimientos para mantener —o recuperar— la confianza de autoridades y clientes.

Huawei inauguró un nuevo centro de ciberseguridad en Bruselas, Bélgica. En este lugar, agencias gubernamentales, expertos técnicos, asociaciones de la industria y organizaciones de estándares pueden analizar el código fuente de su software de telecomunicaciones o equipos de hardware. La estrategia es clara: quieren terminar con la ola de especulación permitiendo que los interesados verifiquen directamente el funcionamiento de su tecnología, despejando así cualquier duda.

Según señalan, el sitio exhibirá sus prácticas de seguridad de extremo a extremo. Lo anterior significa que darán acceso a sus estrategias, a la cadena de suministro, al I+D (Investigación y Desarrollo) y al producto final. Huawei quiere trabajar con sus socios de la industria para "explorar y promover el desarrollo de estándares de seguridad y mecanismos de verificación", lo cual podría permitir que todos colaboren en la innovación de la ciberseguridad.

Ken Hu, vicepresidente de Huawei, se expresó sobre el tema: "La confianza debe basarse en hechos, los hechos deben ser verificables y la verificación debe basarse en estándares comunes. Creemos que este es un modelo eficaz para generar confianza para la era digital".

El directivo reafirmo la intención de impulsar un modelo común de ciberseguridad, pues actualmente cada compañía y gobierno sigue sus propios intereses: "Tanto el sector público como el privado carecen de un entendimiento común básico de este problema. Como resultado, las diferentes partes interesadas tienen distintas expectativas y no hay una alineación de responsabilidades", y agregó:

En general, la industria carece de un conjunto unificado de estándares técnicos de seguridad, así como de sistemas de verificación. Esto se complica por la globalización de la cadena de valor.

Europa como líder en estándares de seguridad

Huawei cree que Europa es el ejemplo ideal de cómo los gobiernos pueden unirse para lanzar normativas que protejan la privacidad de la información personal. De acuerdo al comunicado, el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) es transparente y líder a nivel mundial. "Creemos que los reguladores europeos están en camino de liderar la comunidad internacional en términos de estándares de ciberseguridad y mecanismos reguladores", concluyeron.

Se han comprometido en trabajar con reguladores, operadoras y organizaciones de estándares en el viejo continente, para "construir un sistema de confianza basado en hechos y la verificación”.