Los abogados de Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, demandan al Gobierno de Canadá, su policía federal y los organismos encargados de gestionar las fronteras del país.

La hija del fundador de Huawei asegura que fue detenida, buscada e interrogada antes de ser notificada sobre su arresto, lo que representaría una violación de sus derechos constitucionales. Los abogados, además, señalan que los agentes fronterizos obligaron a la directiva a entregar todos sus dispositivos, ordenadores y contraseñas, cuyos contenidos fueron inspeccionados ilegalmente por los empleados de la CBSA.

En diciembre de 2018, Meng Wanzhou fue detenida a petición de los Estados Unidos mientras realizaba una escala en el aeropuerto de Vancouver. La directiva ha sido acusada de cometer fraude bancario y violar, mediante la empresa Skycom Tech, las sanciones comerciales impuestas por Washington a Irán.

Desde entonces, la hija del fundador de Huawei se encuentra en libertad bajo fianza, aunque las autoridades canadienses prohibieron su salida del país y realizan una monitorización permanente sobre su persona.

El pasado viernes, Canadá autorizó su extradición, a los Estados Unidos de América. El trámite, sin embargo, podría demorarse varios años si la acusada apela las sentencias de los organismos judiciales canadienses, según los expertos.

👇 Más en Hipertextual