El titular de la Secretaría de Turismo, Miguel Torruco Marqués, declaró que Airbnb pagará impuestos en todo México. Hasta ahora en solo cinco entidades del territorio nacional , incluida la Ciudad de México, se realiza el cobro de 3% en la contratación del servicio de hospedaje, aunque se espera que en los próximos meses ese gravamen se amplíe al resto de Estados.

Torruco Marqués dijo al diario La Jornada que ya existe un acercamiento con Airbnb, quien está dispuesta a ser regulada. El titular de la dependencia gubernamental aseveró que esta semana comenzaron las reuniones en las que participará la misma secretaría, así como también el Sistema de Administración Tributaria, la Subsecretaría de Normatividad y la plataforma de hospedaje.

Para el Secretario de Turismo, Airbnb ha operado como una competencia desleal en el país, por lo que se ha planteado su regularización. El gobierno ha dicho que se necesita evitar la extra oferta hotelera y la solución es la regulación de los servicios que presta la tecnológica.

El cobro de impuestos a Airbnb en México comenzó en 2017, cuando se implementó una tarifa adicional del 3% en la Ciudad de México. Es la empresa quien está obligada a entregar estos porcentajes al gobierno y no el anfitrión, tal como lo indican los Términos de Uso.

Airbnb y sus problemas legales

No es un secreto que muchos gobiernos locales le han leído la cartilla a Airbnb. En ciudades españolas como Madrid, Barcelona o Palma se ha discutido mucho sobre su presencia, y en el caso de Palma se llegó a proponer la prohibición de pisos turísticos debido a que la rentabilidad para los residentes locales subió en los últimos años.

La tecnológica también ha enfrentado redadas en Paris, prohibiciones en Berlin con multas que pueden llegar a los 100.000 Euros y ajustes a la ley en Nueva York y San Francisco, Estados Unidos, en donde se ha determinado que es ilegal rentar un piso completo por un periodo menor a 30 días.

En el caso de México, la empresa Deloitte dijo que, debido a que Airbnb es una aplicación digital, "el gobierno desconocía la manera en que podría facilitar la fiscalización a quienes brindan servicios de hospedaje a través de plataformas digitales".

De momento no se sabe cuál será el proceso para el resto del territorio, aunque al contar ya con un gravamen en cinco Estados, lo lógico sería pensar que todo aquel que desee hospedarse en un Airbnb al visitar el país deberá pagar un 3% adicional.

👇 Más en Hipertextual