Este Mobile World Congress 2019 será recordado por dos hechos principales: la presentación de del smartphone plegable Huawei Mate X y el 5G que, este año por fin, parece que empezará a aterrizar o, al menos, a visualizar la pista de aterrizaje. Y Vodafone ha unido ambas en su presentación previa a la feria internacional de telefonía móvil.

Fue hace casi un año cuando empezamos a ver las primeras acciones reales, tangibles, de Vodafone en materia de despliegue de redes 5G. Y no había cita mejor que este MWC para realizar, hoy sí que sí, la primera llamada entre dos teléfonos 5G. Un paso más cerca.

Esta primera comunicación se ha hecho utilizando los 11 nodos 5G instalados en Barcelona y con los dos teléfonos que más atención han acaparado esta última semana: un Huawei Mate X y un Samsung Galaxy S10 5G. Pero no sólo eso, Vodafone también ha anunciado el acuerdo con otros dos gigantes de la telefonía para dar vida a su nueva red: Xiaomi y LG.

El siguiente paso lo tiene claro: desplegar sus redes en el resto de ciudades españolas. En concreto serán 85 antenas repartidas en seis ciudades: Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao y Málaga y que durará hasta el 31 de marzo.

Demostración de casos de uso

Vodafone también realizará durante el Mobile algunas demostraciones de los beneficios que puede aportar la baja latencia mediante un nodo 5G, que estará ubicado en su stand.

En primer lugar, realizará la sincronización de varios músicos interpretando una misma canción desde diferentes ubicaciones, y con una latencia inferior a 15 milisegundos. El mundo gaming también se beneficiará del despliegue de las redes 5G con altas velocidades de descarga y juego en streaming sin apenas latencia.

Por último, aplicado a la salud, la conexión a la red 5G permitirá a un cirujano poder realizar una operación en remoto, siendo capaz de guiar en tiempo real y a distancia a otro cirujano mientras realiza la intervención.