Las zonas céntricas, los parques tecnológicos y áreas universitarias de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Bilbao y Valencia recibirán, a lo largo de las próximas semanas, las primeras antenas 5G de la red de Vodafone.

El despliegue, realizado junto a Huawei, operará sobre la banda de 3,7 GHz (3,6-3,8 GHz), cuya subasta se cerró esta semana. Gracias a esta iniciativa, el operador británico podrá ofrecer velocidades de hasta 2,2 Gbps en las áreas seleccionadas.

https://hipertextual.com/2016/02/5g-claves

Vodafone hará uso del la versión non-standalone del 5G, la cual se apoya sobre las infraestructuras y capacidades de la red 4G para prestar servicio a los clientes. Los nodos instalados se incluirán en la futura red comercial 5G, disponible a todos los clientes a partir del año 2020.

La operadora asegura que los primeros routers y terminales compatibles con la tecnología 5G estarán disponibles a partir del segundo trimestre de 2019. Sin embargo, este despliegue de red permite realizar algunas demostraciones y pruebas piloto de forma anticipada.

La resaca de la subasta

De los cuatro grandes grupos de telecomunicación, Vodafone fue quien más invirtió en la subasta por las frecuencias situadas entre los 3,6 y los 3,8 GHz. El desembolso total ascendió hasta los 198 millones de euros por 90 MHz de espectro.

El operador que más espectro posee entre los 3,4 y los 3,8 GHz —franja clave para el despliegue del 5G en Europa— es Orange, con 100 MHz. Justo detrás se sitúan Telefónica y Vodafone, con 90 MHz cada una.

Antes de 2020, el Ministerio procederá con la subasta correspondiente a los 700 MHz, actualmente ocupados por la televisión digital terrestre (TDT). También se espera un movimiento similar en torno a los 26 GHz, señalada en el Plan Nacional 5G como una de las más importantes para el despliegue.

https://hipertextual.com/2018/07/5g-espana-resumen