5G en España: así queda el parqué tras la subasta de frecuencias

Tras la reciente subasta de frecuencias entre 3,4 y 3,8 GHz, el 5G está más cerca de ser una realidad. Así está el parqué entre los operadores, las tecnológicas y el Gobierno.

Por – Jul 26, 2018 - 15:25 (CET)

Tras años de especulación, conversaciones abstractas y desarrollos conceptuales, el 5G está a punto de ser una realidad. Durante los últimos meses, todos los actores (operadoras, tecnológicas e instituciones reguladoras) de la función han dado importantes pasos hacia delante en la carrera por esta nueva conectividad —que, según Europa, debería estar lista en 2020—.

El último de esos pasos se produjo el pasado martes 25 de julio, cuando el Ministerio de Economía y Empresa cerró la subasta de una de las bandas más importantes para el 5G en España: la que oscila entre los 3,6 GHz y los 3,8 GHz.

  • Vodafone realizó la mayor inversión económica, rozando los 200 millones de euros por 90 MHz de espectro. El coste por MHz fue de 2,201 millones de euros.

  • Orange desembolsó 132 millones de euros a cambio de 60 MHz de espectro. El coste por MHz fue de 2,2 millones de euros.

  • Telefónica (Movistar) se hizo con 50 MHz por 107,4 millones de euros. El coste por MHz fue sensiblemente menor al de sus rivales: 2,148 millones de euros por cada unidad.

  • MásMóvil, también en la subasta, no logró adjudicarse ninguna franja del espectro radioeléctrico.

Vodafone partía en desventaja

A diferencia de Telefónica, MásMóvil y Orange, el operador británico carece de licencias para operar entre los 3,4 y los 3,6 GHz. Para compensar esta situación, el operador rojo se vio obligado a realizar una fuerte puja por las licencias del espectro situado entre los 3,6 GHz y los 3,8 GHz.

El resto de operadores, en cambio, llegaron a la subasta con varias franjas espectrales entre los 3,4 y 3,6 GHz, reduciendo ligeramente su interés por las licencias subastadas.

  • Másmóvil. En 2018 compró 80 MHz de espectro licenciados a Neutra y Eurona por 45 millones de euros.

  • Orange. En 2016 se adjudicó 40 MHz de espectro en la subasta realizada por el Ministerio. La inversión aproximada fue de 20 millones de euros.

  • Telefónica (Movistar). Heredados de Iberbanda, la operadora nacional ya contaba con 40 MHz entre los 3,4 y los 3,6 GHz.

Sumando las inversiones realizadas en la reciente subasta, las inversiones realizadas previamente y las franjas espectrales licenciadas a cada uno de los operadores, la situación es la siguiente:

  • Orange es la operadora con más espectro licenciado: 100 MHz.

  • Vodafone es la operadora que mayor desembolso ha realizado: 198 millones de euros.

  • MásMóvil es la operadora que menos espectro posee y menos inversión ha realizado: 80 MHz por 40 millones de euros.

  • MásMóvil es la operadora que menos ha pagado por cada MHz licenciado (0,57 millones de euros por cada unidad).

  • Vodafone es la operadora que más ha pagado por cada MHz licenciado (2,201 millones por cada unidad).

  • Ningún operador se ha aproximado al límite de 120 MHz (entre los 3,4 y los 3,8 GHz) impuesto por el Ministerio.

  • El Gobierno ha recaudado un total de 437,6 millones de euros.

A la espera de los 700 MHz y el resto de frecuencias

Aunque Europa considera la banda de los 3,4 a los 3,8 GHz como la principal para el despliegue de servicios basados en 5G, esta no será la única sobre la que se apoyen los despliegues de 5G en España.

Una de las más importantes es la banda de 700 MHz, la cual será subastada a lo largo de los próximos meses. Antes de proceder a ello, eso sí, el Ministerio tendrá que liberar dicha frecuencia de los canales de televisión digital terrestre, causando así un segundo dividendo digital.

La otra frecuencia señalada en el Plan Nacional 5G corresponde a los 26 GHz. Esta, categorizada como “mmWave”, será licitada a los teleoperadores próximamente.

Además de las tres principales, el Plan Nacional 5G también considera la futura incorporación de las bandas de 1,5 GHz, 2,3 GHz, 31,8-33,4 GHz y 40,5-43,5 GHz.

Las tecnológicas ya lo tienen todo listo

Aunque 2020 es el año en el que todos esperan un despliegue masivo del 5G, las empresas tecnológicas aseguran que los primeros despliegues podrían comenzar en 2019.

Qualcomm ya cuenta con antenas y modems para smartphones compatibles con esta nueva red; Ericsson y Nokia ya construyen estaciones base compatibles; y la 3GPP, actor principal en el desarrollo del 5G, congeló el estándar definitivo el pasado mes de junio.

¿Qué falta? Simple: que el Gobierno libere y subaste el espectro restante y que las operadoras inicien sus respectivos despliegues en los territorios en los que prestan servicio.