Valve continúa con el desarrollo de SteamVR, su sistema de interacción de realidad aumentada. En su última actualización, se ha visto obligada a aumentar los límites de velocidad del propio mando por una razón muy concreta: los mejores jugadores de Beat Saber son demasiado rápidos.

Según afirma la propia Valve en las notas de la actualización, pensaban que los estándares anteriores de velocidad no iban a ser superados:

"Aumentamos los límites de lo que pensábamos que era humanamente posible para el movimiento del mando basado en datos de seguimiento de expertos de Beat Saber"

O lo que es lo mismo: hay gente más rápida de lo que permitía la antigua versión del software de SteamVR.

Beat Saber es un juego al estilo del típico Guitar Hero, en el que distintos objetos se acercan al jugador. En lugar de pulsar las teclas, ha de cortarlos con dos espadas láser, una en cada mano. La velocidad con la que acaba sucediendo esto, ya se había visto incrementada en el pasado –cuando tuvieron que lanzar el modo Expert+ –, pero es ahora cuando son los propios mandos los que impedían seguir mejorando.

Demasiado rápidos para jugar

Según leemos en Kotaku, uno de los desarrolladores de Valve ha explicado esta actualización:

"El sistema de seguimiento tiene comprobaciones de seguridad para detectar cuando algo va mal. Por ejemplo, si nuestras 'mates' dicen que estás detrás de tu único sensor, hemos cometido claramente un error, ya que no podríamos recibir ninguna señal desde atrás de él. Una de estas comprobaciones relaciona cómo de rápido era físicamente posible para alguien girar la muñeca. Resulta que un humano apropiadamente motivado usando un mando podía ir más rápido (3600 grados por segundo!) de lo que pensamos"

Si hacemos las cuentas, vemos que un giro de muñeca de 90 grados –de horizontal a vertical, por ejemplo– equivaldría a apenas 25 milésimas de segundo.