El gigante de e-commerce Amazon ha anunciado este lunes que se ha planteado el objetivo de hacer que la mitad de todos sus envíos sean libres de emisiones de carbono para el año 2030.

De acuerdo con la empresa de Seattle, el llamado proyecto "Envío cero" es viable gracias a las mejoras que se pueden hacer mediante vehículos eléctricos, biocombustibles de aviación, empaques reutilizables y energía renovable.

"Planeamos compartir la huella de carbono de toda la empresa de Amazon, junto con los objetivos y programas relacionados, más adelante este año", indicó en su comunicado de prensa, y añade:

Esto sigue a un extenso proyecto en los últimos dos años para desarrollar un modelo científico avanzado para mapear cuidadosamente nuestra huella de carbono para proporcionar a nuestros equipos comerciales información detallada que los ayude a identificar formas de reducir el uso de carbono en sus negocios.

Actualmente, Amazon cuenta con diversos programas de sustentabilidad, como Embalaje libre de frustraciones y Exento de embalaje adicional (SIOC, por sus siglas en inglés), destacó la compañía. Adicionalmente, tiene su propia red de parques solares y eólicos, así como energía solar en los techos de sus centros e inversiones en la denominada economía circular.

Finalmente, la compañía detalló que entre sus empleados hay más de 200 científicos, ingenieros y diseñadores de productos dedicados a desarrollar nuevas formas de aprovechar la escala de Amazon para el "bien de los clientes y del planeta".

Amazon no es la única tecnológica con metas de sostenibilidad. Apple y Google ya sustenten con energía de fuentes 100% renovable sus centros de datos, oficinas y tiendas en todo el mundo, mientras que Microsoft se ha comprometido a reducir sus emisiones operativas de carbono en un 75% para 2030.