Los recientes despidos en Tesla han obligado a una reestructuración que afectará la producción del Model S y Model X. La información ha sido confirmada tanto por empleados, como por un vocero de Tesla por medio de un correo electrónico enviado Reuters y otros medios de comunicación.

La información oficial indica que "debido a la mejora de la eficiencia en nuestras líneas de producción, hemos reducido las horas de producción del Modelo S y X en consecuencia". El vocero de Tesla dijo que estos cambios, junto con las mejoras continuas, "brindan flexibilidad para aumentar la capacidad de producción en el futuro según sea necesario".

CNBC reporta que un empleado de Tesla en la planta de Fremont, California, confirmó que desde hace semanas se ha reubicado a personal de los grupos de Model S y Model X para que trabajen en el Model 3. Otro más reveló que el turno nocturno en ambas líneas de producción fue eliminado.

Elon Musk ya había anticipado que la producción del Model X y Model S se vería afectada al informar que frenaría los pedidos de las versiones económicas de ambos modelos.

El 2019 no pinta sencillo para Tesla y su CEO lo sabe. Musk ha dicho que tiene que aumentar la tasa de producción del Model 3, así como mejorar la ingeniería de fabricación.

Empleados de Tesla parecen estar confundidos respecto a la estrategia. Si bien la producción del Model 3 ha mejorado, las condiciones para fabricar los otros dos modelos se complican y algunos hablan de la posibilidad descontinuar el Model X o el S.

Hace no mucho que Tesla reveló los precios y fechas de entrega del Model 3 en España. El clamor general es que el costo de la versión más económica del Model 3 sigue estando muy por encima del precio base que se espera que tenga.

Con la confirmación de hoy, las acciones de Tesla cayeron 4.2 por ciento. El fabricante ofrecerá más detalles de estos cambios en una llamada que tendrá con los accionistas la próxima semana.

👇 Más en Hipertextual