El estudio finlandés Supercell es uno de los claros dominantes en la industria de los videojuegos para dispositivos móviles gracias a los inabarcables éxitos de títulos como Clash of Clans y Clash Royale. Así, al encontrarse en tal posición de dominio y como ocurre en otros sectores, el estudio lleva tiempo adquiriendo e invirtiendo en otros estudios. La última de sus potentes inversiones es, también, una de las más sorprendentes.

Y es que Everywear Games, un pequeño estudio centrado en crear videojuegos exclusivos para Apple Watch, ha anunciado durante el día de hoy que ha recibido una inversión de 5 millones de euros por parte de Supercell, lo que les permitirá crecer en ambición con sus nuevos proyectos. El estudio, fundado en 2015, dedicó tres años a desarrollar RuneBlade, su principal lanzamiento y uno de los videojuegos más destacados del Apple Watch.

En el comunicado oficial del estudio en la web afirman que sus años de experiencia en el desarrollo de videojuegos para smartwatch les ha enseñado a crear mejores experiencias y a cuidar hasta el más mínimo detalle, apostando siempre por lo simple en apariencia pero profundo a largo plazo.

Lo que más nos emociona es que esto es solo el principio para nosotros. Pretendemos empezar algo nuevo con lo que llegar a mayores audiencias y encontrar nuevos retos y oportunidades. La industria del videojuego es realmente una de las más emocionantes del planeta. Todavía está en su infancia pese a que crece rápido y no deja de crear nuevas vías. Una industria donde pequeños equipos pueden crear cosas increíbles.

Estamos entusiasmados por empezar este nuevo capítulo. Con Supercell apoyándonos podremos centrarnos en nuestra visión a largo plazo. Difundid la palabra: estamos contratando gente para nuestro talentoso equipo. Gente que quiera marcar la diferencia. Gente con ambición, pasión y creatividad. Si tú eres uno de estos grandes profesionales, ponte en contacto con nosotros.

No han especificado si, tras RuneBlade y Micropolis, comenzarán a trabajar en videojuegos para otras plataformas, ya sea llegando a tablets y smartphones o dando el salto a PC y consolas (algo extraño, dada la filosofía de Supercell) pero, no cabe duda, hay que seguir de cerca al estudio.