La cantidad de energía que se requiere para minar el equivalente a un dólar en Bitcoin es más del doble del que se necesita para extraer el mismo valor en oro, cobre o platino.

Así lo ha revelado un nuevo paper de investigadores del Oak Ridge Institute, en Cincinnati, Ohio (Estados Unidos), que ha sido publicado esta semana en la prestigiosa revista Nature Sustaintability.

Los científicos Max Krause y Thabet Tolaymat compararon el promedio de cuatro, cinco y siete megajulios (MJ) que consumen el cobre, oro y platino, respectivamente, con los aproximadamente 17 MJ que consume el minado del equivalente a un dólar en Bitcoin.

La factura energética también asciende con otras cripomonedas, como Ethereum y Litecoin, que consumen 7 MJ por dólar, o Monero, que requiere de 14 MJ por 1 USD. Sin embargo, todas las monedas digitales analizadas obtuvieron mejores resultados en comparación con el aluminio, que requiere de 122 MJ para extraer su equivalente a un dólar.

Todas las criptomonedas están basadas en la tecnología blockchain. Para minar una moneda digital como Bitcoin, el ordenador recibe a través de un programa un problema matemático de cómputo, llamado bloque, que la máquina debe resolver. De esta manera, se le "paga" con la criptodivisa cada vez que arroja la respuesta de un nuevo problema. Por tanto, el minado genera tanto un consumo de electricidad como un desgaste del ordenador que resuelve la ecuación asignada.

Un minado virtual con un costo energético real

El promedio del costo energético del minado de Bitcoin, Ethereum, Litecoin y Monero fue calculado del 1 de enero del 2016 al 30 de junio del 2018.

"(Con excepción del aluminio), el minado de criptomonedas consumió más energía que la minería mineral para producir un valor de mercado equivalente. Si bien los precios de mercado de las monedas son bastante volátiles, la red tiene una frecuencia de tres de las cuatro criptomonedas que han tenido una tendencia constante al alza, lo que sugiere que los requisitos de energía seguirán aumentando", explican los autores del paper, y destacan:

Durante este período, estimamos que la minería de las 4 criptomonedas fue responsable de 3 a 15 millones de toneladas de emisiones de CO2.

En mayo de este año, un estudio del economista financiero y especialista en blockchain Alex de Vries aseguraba que el minado y el proceso asociado a la obtención de Bitcoin consumiría un 0,5 por ciento de la electricidad mundial para finales del 2018. Estimaciones previas indicaban que, a finales de 2017, ya se destinaba el 0,13% de la electricidad mundial a esta actividad, más de la electricidad que consumen 159 países de todo el mundo, 20 de ellos en territorio europeo.