Mundo Reader S.L., la empresa detrás de la marca BQ, encuentra en Vietnam la oportunidad de crecimiento y expansión que el mercado español, tras la llegada de empresas como Xiaomi y Oppo, parece haberle arrebatado.

El acuerdo, cerrado con Vingroup, el mayor holding de Vietnam, representa un gran paso para el futuro de la compañía. Los puntos más importantes, según el comunicado oficial, son:

  • Licencian dos de sus smartphones (Aquaris X2 Pro y Aquaris C) para su venta y distribución en Vietnam. Lo harán bajo la marca VSmart.
  • Vingroup ha construido su primera fábrica de smartphones. La operación ha conllevado una inversión de "más de 30 millones de euros". BQ utilizará estas fábricas para la fabricación de smartphones, un proceso que hasta ahora se realizaba en China.
  • BQ cederá su propiedad intelectual a Vingroup.
  • BQ ha iniciado la búsqueda de perfiles especializados en hardware, software y mecánica para su equipo en Vietnam.

Con este movimiento, Mundo Reader S.L. intenta "reforzar su posición como proveedor de sistemas, soluciones y productos end to end para terceros", un objetivo que va más allá de la fabricación de smartphones y el desarrollo de la marca BQ.

En paralelo, la empresa madrileña ha reducido su presencia en las principales cadenas de distribución del país. Los productos siguen a la venta, pero el número de promotores -encargados de conducir a clientes potenciales hacia la marca- se ha visto reducido. "Nuestro objetivo de cara a la campaña de Navidad es reforzar aquellos canales y puntos de venta rentables, y poner focos en ellos", reconocen portavoces de la compañía a Economía Digital.

En marzo de este mismo año, BQ firmó el primer ERE de su historia. El número de reparadores, el colectivo afectado por la decisión, pasó de 500 a apenas 70. Desde BQ justificaron esta decisión con la mayor resistencia de sus productos, que redujo la necesidad de asistencia técnica de forma significativa.