No solamente será la confiabilidad de los medios de comunicación, Facebook ha anunciado que también tomará medidas contra las empresas que constantemente proporcionan tiempos de envío imprecisos o tergiversan lo que están vendiendo a través de sus anuncios en la plataforma.

La expectativa que causan estas imprecisiones le cuestan tiempo y dinero a la gente, argumentó la red social en un post en su newsroom este martes. "Y si estas cosas suceden después de comprar algo del anuncio de una empresa en Facebook, puede agriar su impresión general de Facebook", amplió la plataforma, y añadió:

Tenemos estándares de la comunidad y políticas publicitarias que rigen los anuncios en nuestra plataforma, pero estos no se aplican a las malas experiencias de compra fuera de Facebook, como después de hacer clic en un anuncio en el sitio o la aplicación de un minorista en línea para realizar una compra.

Lo anterior se resume a las dos más grandes frustraciones que Facebook descubrió al cuestionar a personas que habían comprado cosas con los anunciantes en su red social: los anuncios que citan tiempos de envío imprecisos o que tergiversan los productos.

Por tal motivo, la red social ha lanzado una herramienta con la cual sus usuarios en todo el mundo podrán calificar a las empresas a las que hicieron una compra. De esta manera, Facebook pretende mejorar el servicio al cliente de los anunciantes al identificar a las marcas que no están cumpliendo con las expectativas de las personas y, a la vez, conectar a más gente con empresas que sí cumplen con lo que anuncian.

Facebook

La nueva herramienta se encuentra en la pestaña "Actividad de anuncios", donde solo hay que hacer clic en el botón de "dejar comentarios" acerca de los anuncios que recientemente entraste a ver. Después, hay que responder un breve cuestionario sobre la experiencia con dicha marca.

Facebook compartirá la retroalimentación de sus usuarios con las empresas que hayan recibido una cantidad considerable de comentarios negativos para darles la oportunidad de mejorar antes de tomar medidas más drásticas.

Si tras este procedimiento las empresas no mejoran los aspectos criticados, la red social "los castigará" reduciendo la cantidad de anuncios que pueden mostrar e incluso llegar a vetándolos definitivamente. Marcas, bajo advertencia no hay engaño.