Desde la muerte de Santiago Ramón y Cajal, quien fuera el primer Nobel de la ciencia española, su legado permanece guardado en un cuarto de apenas quince metros cuadrados. Allí se conservan el diploma del Nobel de 1906, las 3.000 preparaciones histológicas y los más de 2.000 dibujos, entre otros objetos personales del investigador que cambió para siempre la historia de la neurociencia. Sin ningún tipo de ayuda oficial, el legado de Cajal se ha mantenido gracias al esfuerzo y empeño de los científicos del Instituto Cajal, perteneciente al CSIC, que pelean para la construcción de un museo donde se exponga al público el histórico archivo.

Los promotores del legado de Cajal consiguieron hace unos meses que esta colección científica, junto con los archivos de algunos de sus discípulos, como Pío del Río Hortega, Rafael Lorente de Nó, Pedro Ramón y Cajal o Fernando de Castro, fueran reconocidos por la UNESCO. La entidad los incluyó dentro del prestigioso Programa Memoria del Mundo, al mismo tiempo que inscribía el Archivo General de Simancas y el Códice Calixtino. Esta iniciativa, impulsada en 1992, nació con el objetivo de preservar el patrimonio documental "como símbolo de la memoria colectiva de la humanidad".

cajal
La UNESCO entregó sus diplomas a archivos históricos españoles, como el legado de Cajal y sus discípulos. Imagen cedida por Juan A. de Carlos.

La UNESCO ha entregado en un acto conmemorativo los diplomas que acreditan a las colecciones como integrantes del Programa Memoria del Mundo, un registro internacional donde también se encuentran los fondos documentales de Nikola Tesla, Alfred Nobel, Louis Pasteur o Nicolás Copérnico, entre otras figuras destacadas de la historia. La entrega de los certificados ha tenido lugar durante las celebraciones del octavo centenario de la Universidad de Salamanca, en las que han participado el llamado Grupo del Legado de Cajal, presidido por el neurocientífico Juan A. de Carlos y en el que también participan investigadores como Laura López-Mascaraque, José Luis Trejo, Ignacio Torres o Fernando de Castro.

Los promotores del registro del legado de Cajal y de sus discípulos en la Memoria del Mundo pretenden que este sea el primer paso para la construcción de un Museo de Santiago Ramón y Cajal, que honre la figura del Nobel de Medicina y su extraordinaria labor en el estudio del cerebro y del sistema nervioso. El acto de entrega de los diplomas acreditativos de la UNESCO ha sido presidido por el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, acompañado del director genera de Bellas Artes y Patrimonio del Ministerio, Luis Lafuente, la consejera de la Junta de Castilla y León, Josefa García, y la delegada institucional del CSIC en la región, Mar Siles.