El juicio por el llamado caso Nadia se celebrará el 2, 3 y 4 de octubre. Aunque había sido señalado anteriormente para principios de junio, el abogado del padre de la menor renunció a su defensa hace unos días. El Tribunal de la Audiencia Provincial de Lleida solicitó la designación de un nuevo letrado. Ante la falta de uno, se ha designado un abogado del turno de oficio que llevará la defensa del acusado.

El nuevo letrado ha solicitado el aplazamiento de la vista ante la dimensión de la causa —11 tomos— en la que los padres de Nadia están investigados (lo que anteriormente se conocía como imputados) por un presunto delito de estafa. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la Audiencia ha acordado el retraso del juicio por el caso Nadia con el fin de garantizar el derecho de defensa del padre de la menor.

Según la investigación realizada por el juez de instrucción, los padres de Nadia habrían conseguido supuestamente más de 1,11 millones de euros en donativos en transferencias bancarias para financiar una falsa operación genética a través del cerebro. La Fiscalía ha pedido seis años de cárcel y una multa de algo menos de 10.000 euros por el presunto delito continuado de estafa. En el escrito de acusación, el Ministerio Fiscal afirma que la pareja no habría desempeñado ninguna actividad laboral desde 2007 y que sufragó su alto nivel de vida mediante las donaciones obtenidas.

La presunta estafa del caso Nadia

Nadia Nerea es una menor diagnosticada con una enfermedad rara llamada tricotiodistrofia. Durante ocho años sus padres organizaron actos benéficos y acudieron a los medios de comunicación para sufragar una supuesta operación genética a través del cerebro. Según su versión, la niña era intervenida en un hospital de Houston por un cirujano llamado Edward Brown, relacionado con la NASA y con los premios Nobel de Fisiología o Medicina. La pareja decía también que su hija estaba en peligro de muerte inminente si no se sometía a la terapia.

Tal y como sospechó inicialmente Josu Mezo en su blog Mala Prensa y demostraron sendas investigaciones periodísticas publicadas primero por Hipertextual y luego por El País, la historia construida alrededor de la niña estaba plagada de falsedades e inverosimilitudes. Por desgracia, la enfermedad rara que padece no cuenta con una cura en la actualidad, no existe ningún cirujano llamado Edward Brown y ningún hospital de Houston realiza la falsa terapia para la que solicitaban ayuda económica en los medios de comunicación.

Tras la investigación realizada durante casi un año y el análisis de las cuentas bancarias, el juez sostiene que hubo "una clara utilización de las mismas para costear la vida de los investigados". Los padres de Nadia "habrían recaudado un total de 1.111.317,55 euros en donativos a través de cuentas bancarias, desconociéndose la cantidad recaudada en efectivo. De esa cantidad, únicamente quedan 313.748 euros bloqueados en cuentas bancarias. Es decir, ambos progenitores, habrían dispuesto de 792.417,16 euros", según el auto del juez de instrucción. Durante la fase de investigación, la pareja solo ha podido acreditar gastos médicos privados que no superan los 4.000 euros. Será en sede judicial donde se deberá probar si efectivamente los padres cometieron o no el presunto delito de estafa agravada por el que están investigados.