Empieza el momento de la verdad para Uber. Después de que Dara Khosrowshahi se convirtiera en el nuevo CEO de la compañía, prometió que todo iba a cambiar. La salida de Travis Kalanick fue una de las polémicas más importantes por varios escándalos como la experiencia de la ex ingeniera Susan Fowler, quien puso de relieve el sexismo y la falta de diversidad en la plataforma.

Kalanick dejó su puesto para dejar paso a Khosrowshahi. Con ello, empezaba el lavado de cara de Uber. Este martes 24 de abril, la compañía ha presentado su segundo informe de diversidad para exponer los esfuerzos de la empresa respeto a la inclusión. A pesar de que los cambios son lentos, los números reflejan algunos pequeños avances.

https://hipertextual.com/2018/01/entrevista-ceo-uber

El número de mujeres en Uber ha aumentado un 1.9% respecto al año pasado y, en 2018, su representación en la compañía es del 38%. A pesar de que las mujeres que desempeñan trabajos relacionados con la tecnología y los puestos en liderazgo tecnológico han aumentado considerablemente (del 2.5% al 17.9% y del 4.3% al 15.6%), la representación de las mujeres en trabajos de liderazgo ha disminuido en un 1.1%.

Los avances son claros y el número de mujeres en Uber ha aumentado, aunque todavía parece haber una reticencia a poner a figuras femeninas en puestos de más poder. Liane Hornsey, jefa de personal de Uber, admitió que la empresa ha logrado un progreso significativo en el último año, "pero todavía tenemos mucho trabajo por hacer para aumentar la representación de las mujeres y los grupos insuficientemente representados".

Más allá de las mujeres, el informe arroja un aumento del 0.5% en empleados latinos y una disminución del 0.7% de los trabajadores afroamericanos. Específicamente en el ámbito tecnológico, el 46.3% de los empleados se consideran blancos, aunque ha habido un incremento del 1.6% y 0.9% respecto a los afroamericanos y latinos.

Uno de los cambios más significativos se ha notado en los roles de liderazgo, en los cuales la representación de personas consideradas blanca ha bajado un 11.6% y ha aumentado la representación asiática, afroamericana y latina en un 9.2%, 0.5% y 0.6%, respectivamente.

Las cifras de Uber en cuanto a la diversidad e inclusión ponen de relieve algunos cambios, aunque ninguno de ellos es lo suficientemente significativo como para afirmar que la compañía ha dejado atrás el lastre de la denuncia de Susan Fowler en 2017.

Por otro lado, una de las medidas más relevantes del CEO de Uber fue la contratación de la primera jefa de diversidad, Bo Young Lee. A pesar de que el fichaje fue anunciado en enero, Lee no empezó a trabajar hasta este mes de marzo. En poco más de un mes, las estrategias que puede haber implementado la jefa de diversidad no ha dado tiempo a que den resultado.

https://hipertextual.com/2018/01/uber-jefa-diversidad

Uber parece haber iniciado el camino para aumentar la diversidad y dejar atrás las acusaciones de Susan Fowler. De la mano de Bo Young Lee, las mejoras podrían ser más notables en el próximo informe de diversidad que lance la compañía.

Adicionalmente, Uber empezó a tomar medidas antes de contratar a la jefa de inclusión con el apoyo a organizaciones que fomentan una mayor presencia de las mujeres en las empresas, sobre todo en las tecnológicas.

Los resultados del informe son importantes por los escándalos que han salpicado la plataforma en los últimos años pero los datos, por desgracia, no son una novedad. En la mayoría de compañías tecnológicas, la mayor representación es masculina y las reformas para disminuir esta cifra no han logrado todavía consecuencias significativas.

La plataforma ha implementado varios cambios que pueden ser reveladores para mejorar la imagen de la empresa. Además de las iniciativas para fomentar la inclusión, Uber ha aplicado nuevas funciones de seguridad, las cuales algunas son más nuevas que otras pero con las que se pretende evitar situaciones que pongan en riesgo a los usuarios.