Parece ser que el cambio de rumbo de Uber está empezando a dar algunos resultados. Desde que Travis Kalanick abandonó su puesto como CEO de la plataforma, Dara Khosrowshahi ha tomado medidas como la entrada de la compañía en el negocio de las bicicletas y del alquiler de vehículos y la adopción de nuevas medidas de seguridad.

A pesar de que algunas de ellas no suponen una gran novedad y han sido tomadas anteriormente por otras plataformas, Uber ha empezado un programa piloto para eliminar una de las características de la aplicación que podría poner en peligro a los usuarios.

https://hipertextual.com/2018/04/uber-medidas-seguridad-retraso

Todos los conductores de la empresa reciben un registro de las direcciones exactas de origen y destino de los usuarios. Los historiales del viaje quedan registrados en la cuenta de los conductores y pueden acceder a estos datos siempre que lo deseen, hasta cuando la persona ha cerrado su cuenta de Uber.

Esta función puede poner en peligro a los usuarios porque en cualquier momento los conductores pueden consultar sus destinos más frecuentes o la dirección de sus viviendas, una información muy valiosa para realizar acciones ilegales como robos o asaltos.

Uber ha empezado a aumentar la seguridad de los usuarios eliminando esta opción y la plataforma ha iniciado un programa piloto en el que ocultará las ubicaciones de origen y destino de los usuarios. Por el contrario, se mostrará un área de ubicación más amplia como la zona residencial o el barrio pero no los datos exactos.

A principios del mes de abril, Uber habilitó una nueva aplicación para los conductores con la que buscan aumentar la seguridad de los trabajadores por un lado y la de los pasajeros por el otro. Esta decisión forma parte del plan de la compañía para mejorar la privacidad y seguridad de los usuarios que solicitan el servicio de transporte habitualmente.

"Los datos de ubicación son nuestra información más sensible, y estamos haciendo todo lo que podemos hacer para proteger la privacidad a su alrededor", afirmó un portavoz de Uber para Gizmodo, y añadió:

El nuevo diseño proporciona suficiente información para que los conductores identifiquen viajes anteriores para problemas de soporte al cliente o para ganar disputas sin otorgarles acceso continuo a las direcciones de los conductores.

Por el momento, se han iniciado las pruebas piloto pero Uber señaló que esta función se convertirá de forma gradual en una configuración predeterminada de la aplicación.

La iniciativa de la plataforma es todavía más importante si tenemos en cuenta el escándalo de Cambridge Analytica por el robo de datos de 87 millones de personas que puso en jaque las protección de Facebook. Asimismo, Uber fue víctima de un hackeo en 2016 que fue ocultado por la compañía aunque afectó a millones de personas.

https://hipertextual.com/2018/04/oculus-politicas-gdpr

Toda esta información recabada por parte de terceros puede ser utilizada de manera ilícita como la suplantación de identidad. En este contexto, si añadimos el aumento de la inseguridad en países como México por los robos y los asaltos en unidades de Uber, el hecho de que los conductores tengan información detallada sobre las ubicaciones de los pasajeros puede ser un peligro más.

Adicionalmente, el hecho de que los conductores tengan datos tan específicos en su poder podría haber sido un problema en el mercado del nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR). El objetivo es endurecer las reglas que protegerán la información de los usuarios y obligar a las empresas que pidan el consentimiento de los clientes antes de guardar su información personal, así como exigir que se eliminen todos los datos si así lo requiere su propietario.

Si un conductor quiere cometer un delito puede guardar la ubicación de uno de sus pasajeros pero Uber no puede tener control de estas prácticas. Sin embargo, sí puede asegurarse de que esta información no esté al alcance de todos y llevar un seguimiento de los comportamientos ilícitos o ilegales de sus conductores.