Tras anunciar el acuerdo inicial, Bankinter confirma que todos sus clientes podrán, desde hoy, utilizar sus tarjetas de crédito y débito con la plataforma de pagos móviles Apple Pay.

El proceso de configuración del servicio resulta bastante sencillo. Solo hay que abrir la aplicación Wallet en un iPhone compatible, presionar el botón "+" e introducir los datos correspondientes a la tarjeta de crédito o débito. Una vez completado el proceso, bastará con acercar el iPhone o Apple Watch a cualquier TPV con tecnología contactless, muy expandidos en España gracias al impulso de las entidades financieras en los últimos años.

Apple Pay preserva la privacidad y seguridad de sus clientes. Utiliza métodos biométricos (huella dactilar o rostro) para confirmar cualquier transacción, cifra toda la información y protege los datos reales de la tarjeta de crédito mediante el uso de numeraciones virtuales. Todas las tecnologías, en conjunto, reducen la posibilidad de robo o fraude respecto a las tarjetas físicas con código numérico.

Apple Pay llegó a España en 2016 de la mano de Banco Santander, American Express y los servicios financieros de Carrefour. En los meses posteriores se sumaron entidades como Caixabank, N26, OpenBank, EVO Banco y Caja Rural.

Google y Samsung, sus dos mayores rivales, también ofrecen plataformas de pago móvil en España, aunque la tracción lograda es mucho menor a la de Apple. De la misma forma, el número de entidades adscritas al sistema de Apple es notablemente mayor al de sus rivales.