Los clientes de Caja Rural y EVO Banco ya pueden utilizar el sistema de pagos móviles Apple Pay con sus tarjetas de crédito y débito.

Este servicio permite pagar en establecimientos físicos y tiendas online haciendo uso de un iPhone, Apple Watch, iPad o Mac compatibles. Para configurarlo, el cliente solo tiene que acceder a la aplicación Wallet de su iPhone, presionar el botón "+", introducir los datos de la tarjeta de crédito o débito y verificar la autenticidad de la misma mediante un código SMS.

Apple Pay es compatible con cualquier TPV que integre la tecnología contactless. En España, la mayoría de los terminales de venta ya soportan esta tecnología, constituyendo así un mercado casi idílico para el despliegue de este tipo de servicios.

Para preservar la seguridad de sus clientes, Apple Pay utiliza diferentes tecnologías durante el proceso de compra. Entre ellas se incluye la verificación biométrica, cuyo nivel de seguridad es superior al código PIN tradicional.

Apple Pay llegó a España en 2016 de la mano de Banco Santander, American Express y Carrefour. Casi un año después se unieron otras entidades financieras como Caixabank, N26 y OpenBank, incrementando el número de usuarios potenciales del servicio. A lo largo de 2018, la lista no ha hecho más que crecer con la confirmación de EVO Banco, Caja Rural, Banco Sabadell, Bankia y Bankinter.