Que la obra literaria del escritor norteamericano Stephen King es un enorme filón para la industria del cine es una obviedad a estas alturas: cincuenta películas, diecisiete series de televisión y cuatro episodios sueltos en cuarenta y dos años, y las adaptaciones que están por venir. Si en 2017 pudimos sentarnos a ver las de La Torre Oscura, filme de Nikolaj Arcel; La niebla, serie de Christian Torpe; el primer capítulo de It, El juego de Gerald y 1922, películas de Andrés Muschietti, Mike Flanagan y Zak Hilditch respectivamente, y pronto lo haremos para contemplar la serie Castle Rock, creada por Sam Shaw y Dustin Thomason bajo el auspicio de J. J. Abrams, ahora se anuncia que la novela Tommyknockers, que publicó King en 1987, contará con una adaptación nueva, pero esta vez para la gran pantalla: sabido es que el difunto John Power ya había dirigido una miniserie que se basaba en ella para la ABC en 1993, y menos que la NBC comunicó en 2013 que pretendía rehacerla.

Según informa The Hollywood Reporter, el veterano Larry Sanitsky, productor ejecutivo de la miniserie original y poseedor todavía de los derechos para adaptar la novela, envió a posibles productores lo que sigue para intentar vender un nuevo proyecto: “Es una historia alegórica de adicción (Stephen estaba luchando con la suya en ese momento); la amenaza de la energía nuclear, el peligro de la histeria masiva y el absurdo de la evolución técnica se vuelven disparatados. Todo ello es tan relevante hoy como el día en que se escribió la novela. También es un cuento sobre el poder eterno del amor y la gracia de la redención”. Y hete aquí que el realizador James Wan, responsable de películas como Saw (2004) o las dos partes de The Conjuring (2013, 2016), y Roy Lee, uno de los productores de It, quieren ocuparse de la adaptación con Sanitsky. Aún no sabemos si será Wan finalmente quien la dirija o preferirá limitarse a labores de producción pero, si accediese a manejar el cotarro, esta buena noticia sería redonda.