Foxconn, conocidos por ser uno de los principales proveedores de Apple en la fabricación de iPhones, anuncia la compra de Belkin, quienes a su vez son dueños de Linksys y Wemo y Phyn, cuatro marcas muy populares de accesorios tecnológicos, incluyendo routers, cargadores, cables, baterías portátiles, productos de domótica, entre muchos otros.

La compra se realizaría por unos 866 millones de dólares, aunque debe ser aprobada por la comisión de inversiones extranjeras, ya que Belkin es una compañía estadounidense. Con Donald Trump de presidente este tipo de adquisiciones se han puesto en duda, pues la política de Gobierno es incentivar la producción local y alejar iniciativas extranjeras que supuestamente quitan el trabajo a locales.

La compra de Belkin sería un cambio de estrategia importante para Foxconn, ya que su negocio se ha enfocado siempre en las líneas de producción y el ser proveedores para otras empresas. Al ser dueños de marcas de reconocido prestigio se pondrían en la última línea de la cadena de producción con marcas y productos reconocibles por consumidores.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.