Ford no quiere quedarse fuera del mercado. Quiere hacer algo grande, volver a ser reconocido y, sobre todo, superar a Toyota en ventas de vehículos híbridos para 2021. Para poder hacer frente al rentable Prius, Ford ha delineado un nuevo plan para ponerse a la altura durante los próximos años.

El fabricante de automóviles anunció este jueves 15 de marzo que planea introducir al mercado nuevos modelos SUV y camionetas híbridas, además de equipar su flota con conexión 4G LTE y otras características como el frenado de emergencia automático. El objetivo final es reemplazar más del 75% de su gama de vehículos por SUV, pickup y modelos híbridos y eléctricos.

"Las camionetas y SUV impulsarán nuestro crecimiento y rentabilidad, representando casi el 90 por ciento del volumen de ventas de Ford para 2020", afirmó Jim Farley, presidente de mercados globales de Ford.

En 2019, Ford lanzará tres nuevos SUV, el Bronco, en honor al histórico modelo del fabricante, y otros dos todoterreno de alto rendimiento. Asimismo, la compañía estrenará versiones renovadas del Escape y el Explorer, así como seis vehículos totalmente eléctricos hasta 2022.

Uno de los modelos eléctricos que están en camino pretende competir directamente con el Tesla Model X. El proyecto está inspirado en el diseño del Mustang y promete tener una autonomía de alrededor de 480 kilómetros.

Con esta estrategia, Ford pretende superar en ventas a Toyota, el fabricante que ha duplicado las ventas durante 2017 respecto a los números por Ford en el mismo período. "Estamos pasando de los híbridos como un proyecto de ciencia", añadió Farley, "se ha convertido en una tecnología aceptada y confiable y vamos a hacerlo tan deseable como un motor EcoBoost".

La apuesta de su Ford se basa básicamente en lanzar nuevos SUV por la preferencia de muchos clientes, sobre todo en Estados Unidos, a utilizar este tipo de vehículos. Sin embargo, Ford espera "que los precios del combustible suban". En este punto es donde Ford quiere ofrecer las variantes híbridas o eléctricas de estos vehículos, aunque otros fabricantes como General Motors y Fiat Chrysler han tomado la delantera, al menos hasta el momento.

Por un futuro eléctrico y conectado

Ford ve el futuro del sector eléctrico y, sobre todo, conectado. El fabricante estrenará un nuevo paquete de asistencia al conductor, el Ford Co-Pilot360, que incluirá frenado de emergencia automático con protección lateral, frontal y trasera.

Además, la conexión 4G LTE en sus vehículos añadirá un importante valor añadido a sus modelos además de la plataforma Sync. Por otro lado, la flota de Ford también incorporará Waze en su sistema para evitar distracciones al volante por consultar una ruta por teléfono.

Con estas funciones, la empresa pretende ganar la confianza de los consumidores a través de la implementación de tecnología de asistencia al conductor en una mayoría de sus vehículos para finales de 2019.

Estas apuestas se enmarcan dentro de la inversión de 11.000 millones de dólares por parte de Ford para el desarrollo de vehículos eléctricos hasta 2022.

👇 Más en Hipertextual