Cada vez queda menos para que la generalización del uso de vehículos eléctricos se haga efectiva alrededor del mundo, algo que no dejan de demostrar los fabricantes con el continuo incremento de inversión en este apartado. Bill Ford, director ejecutivo de la compañía que lleva su apellido por nombre ha anunciado en el Detroit Auto Show que destinarán 11.000 millones de dólares al desarrollo de vehículos eléctricos de aquí a 2022, un año que muchos fabricantes se han fijado como meta para comenzar a ofrecer soluciones eléctricas en la amplia mayoría de su flota.

Parecen ser estas también las intenciones de Ford, prometiendo un total de 40 vehículos con tecnología eléctrica para entonces (16 de ellos completamente eléctricos, híbridos los restantes). Ford contará así con un amplio abanico de opciones en apenas cuatro años para que todo aquel que quiera adquirir un vehículo de la compañía pueda hacerlo con la garantía de que su vehículo podrá circular por muchas de las ciudades que ya están poniendo fecha límite para la denegar la circulación de vehículos contaminantes. Así contaba el movimiento el propio Ford:

Estamos todos en esto y vamos a coger nuestros vehículos clásicos, los más icónicos, y vamos a electrificarlos. Si queremos tener éxito con la electrificación, tenemos que hacerlo con vehículos que ya son reconocidos.

Esta mañana era también la propia compañía la que desvelaba su nuevo SUV eléctrico, el Mach 1. Un coche con una clara herencia de los Mustang y modelos deportivos de Ford que viene para ofrecer una propuesta capaz de conquistar a los más exigentes.

Al ritmo del sector

Como se mencionaba, la decisión de Ford viene acorde al momento en el que muchos de los principales fabricantes del sector, como Toyota, Jaguar, Land Rover o Volkswagen, ya cuentan con planes similares para electrificar su catálogo de vehículos con la mayor celeridad posible. De aquí en adelante, los principales anuncios de la llegada de nuevos modelos al mercado serán aquellos de vehículos eléctricos que se suman a las filas de esta o aquella compañía.

La otra gran tendencia, como ya se sabe, es la de los vehículos autónomos, donde los fabricantes tampoco quieren quedarse atrás, lo cual está dando de manera reciente a diferentes asociaciones entre empresas para lograr la soñada autonomía que permita mejorar la conducción a todos los niveles. Durante este año, las novedades se sucederán en ambos apartados de manera constante.