Muy poca gente pudo imaginarse lo que vendría. Muy poca gente pudo pensar que en el 2017 sería el año en el que los escándalos de acoso saldrían a la luz, y en el que los acosadores empezarían a pagar las consecuencias. El movimiento se empezó a gestar en pequeñas dosis, con acusaciones de mujeres valientes que decidieron explicar sus experiencias. Y acabó con una chispa que provocó el incendio. Un artículo de The New York Times reunió varias declaraciones de víctimas de acoso y abuso por parte del productor Harvey Weinstein. A día de hoy, la lista de mujeres asciende a más de 70 y el escándalo ha animado a otras personas a explicar sus experiencias con otras personalidades del cine como Kevin Spacey, James Toback, Louis C.K. y Brett Ratner.

No es casualidad que estas mujeres que iniciaron el movimiento para combatir el acoso sexual hayan sido reconocidas. La revista Time ha nombrado como Persona del Año a las Silence Breakers, las personas que rompieron con el silencio que rodeaba estos escándalos y que parece haber llegado definitivamente a su fin.

Las actrices Ashley Judd, Alyssa Milano y Rose McGowan, además de otras mujeres como Susan Fowler, quien denunció a Uber por casos de acoso sexual, y la activista Tarana Burke han sido las protagonistas de este 2017 por sus "actos individuales de coraje", destacó Edward Felsenthal, el editor de la revista Time, en un artículo en el que explicó la decisión.

En la portada de la revista aparecen, además de Susan Fowler y Ashley Judd, la cantante Taylor Swift, la mexicana Isabel Pascual y Adama Iwu, directora de asuntos gubernamentales para Visa, por su combate al acoso hablando del mismo y denunciándolo. Por otro lado, el reconocimiento a estas personas hace especial mención al movimiento #MeToo en redes sociales, gracias al cual millones de personas en más de 80 países explicaron sus experiencias de acoso, agresión o violación sexual.

Cuando empezó el año 2017, el panorama no parecía del todo alentador. El recién nombrado presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tomaba posesión después de que salieran unas declaraciones en las que menospreciaba a las mujeres. Susan Fowler denunció poco después los acosos sexuales en Uber, provocando el despido de 20 personas. "Recuerdo sentirme impotente, como si ni siquiera el gobierno nos estuviera cuidando", señaló la ingeniera.

Sin embargo, las acusaciones han ido aumentando a lo largo de los meses, hasta llegar a la cúspide del escándalo el pasado mes de octubre. Desde entonces, miles de personas han decidido denunciar a sus acosadores o agresores, poniendo en el punto de mira una problemática que afecta a millones de víctimas en todo el mundo.

Estamos en los comienzos de un cambio que todavía no sabemos cómo se desarrollará. Las demandas y las denuncias siguen presentándose y el silencio se ha roto definitivamente, pero la consecuencia de estos actos es una de las incógnitas. Hasta ahora, Kevin Spacey ha sido despedido de Netflix y de la película All the Money in the World y Harvey Weinstein está siendo investigado por la justicia estadounidense y británica. A pesar de ello, ninguno de los acusados se ha sentado todavía delante de un jurado.

Pero las denuncias siguen llegando. Justo el mismo día en el que Time anunció su Persona del Año 2017, un grupo de seis mujeres ha demandado a Weinstein y la productora que fundó junto con su hermano Bob, The Weinstein Company. Louisette Geiss, Katherine Kendall, Zoe Brock, Sarah Ann Masse, Melissa Sagemiller y Nannette Klatt han afirmado ser víctimas de agresión, asalto, supervisión negligente y retención, así como estar bajo el yugo del poder del influyente productor. Los casos suman y siguen.

En el momento en el que todo está a punto de cambiar, la revista Time nombra a los Silence Breakers la Persona del Año 2017: "Para dar voz a los secretos abiertos, para mover las redes susurradas a las redes sociales, para empujarnos a todos a dejar de aceptar lo inaceptable".

👇 Más en Hipertextual