Uber siempre muestra su mejor cara al mundo. Sin embargo, en el interior de su corporativo los grandes temas son su dañina cultura de trabajo, así como el sexismo y el acoso sexual que viven las empleadas de la compañía.

Y es que en febrero de este año, la ingeniera Susan Fowler escribió en su blog su experiencia de trabajo en Uber, la cual resumiremos como una sucesión de acosos sexuales por parte de sus superiores y de varios episodios de pasividad de la empresa para tomar acciones al respecto.

Después de que el post de Fowler se volviera viral en Internet, el mismo CEO de Uber, Travis Kalanick, ordenó un par de investigaciones internas sobre el sexismo en la empresa a dos firmas privadas: Perkins Coie LLP y otra más presidida por el ex fiscal general de los Estados Unidos, Eric Holder.

Aunque los resultados de Perkins Coie LLP no han sido publicados y Holder no ha terminado su investigación, Uber ya ha despedido a veinte personas.

Mientras tanto, 100 empleados más han sido deslindados del caso, 31 se encuentran en charlas y siete ya han sido advertidos por su comportamiento dentro de la empresa, según lo ha podido corroborar Tech Crunch.

En un movimiento estratégico, Uber anunció que la ex ejecutiva de Apple Music, la ghanesa Bozama Saint John -una empresaria que representa toda una rareza estadística para el homogéneo y masculino mundo de la tecnología en Silicon Valley- liderará uno de los departamentos de Uber.

La empresa también integrará a su equipo al profesor de estudios de género de la escuela de negocios de Harvard, Frances Frei.

👇 Más en Hipertextual