El próximo 21 de diciembre más de cinco millones de catalanes están llamados a votar en unos comicios históricos. El referéndum del 1 de octubre, la declaración unilateral de independencia y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, junto con la huida de Carles Puigdemont a Bruselas y la entrada en prisión de Oriol Junqueras, han protagonizado la actualidad política de los últimos meses en Cataluña. Las elecciones del 21-D pueden marcar el rumbo de la región durante los próximos meses o, por el contrario, sumir de nuevo a la sociedad en la incertidumbre.

A cuarenta y ocho horas de los comicios autonómicos más esperados, los partidos políticos se disputan el deseado trono de la última (y convulsa) temporada política. Las encuestas sugieren que ERC, Ciudadanos y Junts per Catalunya se baten en duelo por la primera posición, mientras algunos analistas apuntan al líder del PSC como posible candidato sorpresa por los vetos cruzados entre las diferentes formaciones. Más allá de las cuestiones relacionadas con el procés y la independencia, la ciencia ha logrado colarse en campaña con un mínimo protagonismo, como suele ser habitual en estas citas electorales. Desde Hipertextual repasamos las promesas relacionadas con la I+D de las diferentes formaciones, incluyendo también a partidos como En Comú Podem, el Partido Popular y la CUP, para el próximo 21-D.

Junts per Catalunya

La coalición liderada por Carles Puigdemont, que se encuentra actualmente en Bélgica, apuesta porque Cataluña sea "un país de talento que atraiga talento". El programa electoral de Junts per Catalunya incluye promesas como que el gasto mínimo público alcance el 2% en I+D sobre el PIB, un impulso a la formación STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) o el fomento de la cultura innovadora. Uno de sus compromisos más destacados en I+D es el desarrollo de una ley de la ciencia catalana, en la que coinciden la mayor parte de fuerzas políticas regionales.

Junts per Catalunya, que olvida el fiasco de la Agencia Europea del Medicamento en su programa, sí promete crear la Agencia Catalana de Investigación e Innovación en Salud. La coalición de Puigdemont, en el caso de revalidar los resultados de 2015, fomentará la investigación en sectores estratégicos como "las energías renovables, la eficiencia energética, las tecnologías del agua y la gestión de residuos". "El conocimiento debe impregnar la actividad económica", afirma Junts per Catalunya, que también ofrece un nuevo Plan Nacional por la Investigación y la Innovación, una Ley de Mecenazgo y la creación de incentivos fiscales para apostar por la I+D.

ERC

Distinta suerte ha corrido Oriol Junqueras, quien fuera vicepresident del Govern antes de la aplicación del artículo 155. El líder de ERC, que se postula como gran favorito en las elecciones de Cataluña mientras continúa en prisión provisional, tampoco menciona la Agencia Europea del Medicamento. El programa electoral de ERC incluye toda una declaración de intenciones después de la fallida DUI: "hacer República significa tantas cosas como [...] perfeccionar el sistema de investigación".

Para ello ERC pretende elaborar una ley de la ciencia catalana a la que califica como "mecanismo constituyente", ya que según defienden, el marco jurídico actual no contempla las particularidades de la región. A juicio de los republicanos, la investigación requiere de "herramientas para edificar un pilar fundamental de la República catalana", con el fin de dotar de seguridad jurídica y cobertura en aspectos como la financiación, la carrera científica, la gestión o la divulgación de la ciencia. El partido de Junqueras contempla además la creación de un Fondo Nacional de Innovación con 50 millones de euros para que el Govern invierta en las empresas innovadoras, la transformación del Hospital Universitario de Vall d'Hebrón o la promoción de la transferencia tecnológica. ERC también apoya la investigación en memoria histórica a través de instituciones como el Banco de ADN de la Universitat de Barcelona.

Ciutadans

Durante meses, el procés ha sido el asunto político más comentado en Cataluña y fuera de la región. Otra de las favoritas en las elecciones del 21-D, Inés Arrimadas, promete "dejar el monotema", ya que según el programa electoral de Ciudadanos, por su culpa se ha dejado de invertir en innovación e índices como los de competitividad han empeorado en los últimos meses. La candidata asegura que, si alcanzan la Generalitat, recuperarán los niveles de inversión en I+D+i y crearán un entorno institucional adecuado, sin dar cifras detalladas de sus compromisos electorales. Arrimadas afirma que pretende favorecer la generación de proyectos innovadores, la atracción de talento y la mejora de la cultura científica en Cataluña.

"Queremos un modelo de I+D+i que reconozca adecuadamente la labor de nuestros investigadores y recompense sus esfuerzos, que produzca resultados útiles para nuestro tejido productivo, con especial atención a las PYMES y que permita desarrollar sinergias entre los distintos agentes públicos y privados que participan en el esfuerzo investigador", dice el programa de Ciudadanos. La formación naranja desea priorizar el ecosistema de innovación catalán, comprometiéndose a asegurar la "suficiencia económica" y la "autonomía financiera y de personal" de instituciones punteras como "la Barcelona Science Park, Barcelona Biomedical Research, el Barcelona Supercomputing Centre, BioCat o la Red de Centros de Investigación" (sic). Ciudadanos se compromete además a facilitar el trabajo de las startups y los programas de innovación y atracción de talento de las universidades catalanas, donde crearán "líneas de financiación adicional para aquellas que consigan mejorar su investigación, innovación y empleabilidad".

PSC

elecciones de Cataluña
FSA-PSOE (Flickr)

El partido liderado por Miquel Iceta defiende un programa de gobierno que permita evaluar en cuatro años diez indicadores sobre "el cambio real" en Cataluña, en el que incluyen el parámetro de "un país más abocado a la ciencia, auténtico motor de futuro". El PSC defiende que la innovación sea "el centro de acción" del Govern, impulsando alianzas para promover sectores estratégicos de la economía, como la vivienda, la alimentación saludable y la movilidad sostenible. El programa del PSC incluye entre sus líneas maestras que trabajarán "intensamente para que Barcelona aloje la Agencia Europea del Medicamento", cuando la sede de la EMA ya ha sido elegida por la Unión Europea y será Ámsterdam.

Los socialistas catalanes también se comprometen a aprobar el Plan Nacional para la Universidad, la Investigación y la Innovación 2018-2023 y a impulsar proyectos de I+D+i en tres líneas: la reconversión industrial, el apoyo a la PYME innovadora y el equilibrio territorial. Además, su programa incluye la mejora del sistema de gobernanza, prometiendo una inversión en I+D del 3% sobre el PIB para 2020, el fomento de la divulgación del conocimiento y de la innovación y el desarrollo de un programa de retorno de "científicos exiliados".

En Comú Podem

en comu podem
En Comú Podem (Wikimedia)

Xavier Domènech dejó el escaño en el Congreso de los Diputados para convertirse en candidato de En Comú Podem. La coalición electoral, integrada por Barcelona en Comú, Equo, EUiA, ICV y Podem, busca "situar la investigación y la innovación en el centro del modelo productivo". Para ello se comprometen a diseñar un nuevo plan de I+D+i que estimule líneas de investigación estratégicas e infraestructuras de acuerdo a unos modelos económicos igualitarios y sostenibles. Según el programa electoral de En Comú Podem, el gasto en ciencia crecería mediante una dotación progresiva hasta alcanzar el 3% de inversión en I+D sobre el PIB.

En Comú Podem pretende "internacionalizar" la investigación catalana y aspira a reconocer la "responsabilidad social de las universidades", que tienen, según su programa, "una función de fomento del conocimiento y de motor para el desarrollo social, científico y tecnológico". Domènech promete crear un programa de contratos predoctorales y postdoctorales en los cuales "prevalezca el talento, la competencia científica y los derechos laborales", además de terminar con la "precariedad del personal docente e investigador". La formación recupera viejos compromisos de las elecciones de 2015, cuando Catalunya Sí Que Es Pot prometió una "Cataluña libre de transgénicos" y la promoción de la "agricultura y ganadería ecológicas". Además, la coalición de Domènech quiere garantizar que el conocimiento surgido de la investigación pública no pueda ser privatizado mediante patentes privadas, aunque no detalle cómo pretende llevar a cabo este deseo electoral.

Partido Popular

xavier garcía albiol
Rogerangela (Wikimedia)

El escueto programa electoral del PP cuenta con apenas dieciocho páginas donde pretenden convencer al electorado sobre las ventajas de apoyar a Xavier García Albiol. El antiguo alcalde de Badalona, que durante el debate emitido por La Sexta aseguró que quería convertir a Cataluña en "el Silicon Valley de Europa", no da demasiados detalles sobre cómo cumpliría su promesa. García Albiol sí se compromete a multiplicar "las becas de investigación y las ayudas a innovadores, emprendedores y business angels", aunque desde 2012 el propio Gobierno de Mariano Rajoy haya sustituido las antiguas becas por contratos para los investigadores más jóvenes, cumpliendo así la Ley de la Ciencia de 2011.

El PP de Cataluña promete hacer de la región "un gran polo europeo de la investigación científica y de la innovación tecnológica", un objetivo para el que reforzará la cooperación entre centros de I+D, parques tecnológicos, empresas y universidades. En el caso de que llegara a ser presidente de la Generalitat, García Albiol transformaría las universidades y la formación profesional en "plataformas de emprendimiento, dotándolas de herramientas para fomentar la iniciativa emprendedora". Su objetivo es que los estudiantes que quieran desarrollar un proyecto empresarial puedan usar el NIF del centro educativo y acceder a créditos blandos. Además, el Partido Popular quiere adaptar "las titulaciones universitarias a las demandas laborales y a las necesidades sociales, respetando la identidad propia de la enseñanza universitaria".

CUP

CUP - Crida Constituent asume que "los poderes públicos están obligados a garantizar el papel de las universidades como centros de creación y transferencia de conocimiento, espacios destinados a la investigación basada en criterios científicos al margen de su rentabilidad". Según la coalición liderada por el sociólogo Carles Riera, "el conocimiento nos hará libres". Por ello, el programa electoral de la CUP considera "imprescindible" aumentar los recursos destinados a la investigación. La CUP además se compromete a crear centros de I+D especializados en la salud de las mujeres.

Entre las promesas electorales para el 21-D, la CUP pretende "hacer efectiva la soberanía alimentaria como objetivo estratégico de la nueva República, entendida como un modelo del sector agropecuario de proximidad". Con esa finalidad, la coalición de Riera promete "abolir los transgénicos y avanzar hacia una agricultura libre de productos de síntesis química". La formación anticapitalista habla en su programa de "impedir las ayudas y la promoción de actividades por parte de la administración a la industria militar en Cataluña, incluyendo el apoyo a la investigación y al desarrollo que estén orientados explícitamente al crecimiento de la industria militar y armamentística". Por último, la CUP quiere impulsar la realización de estudios epidemiológicos continuos en zonas con alta contaminación ambiental, como el entorno de polígonos químicos y petroquímicos u áreas nucleares.

👇 Más en Hipertextual