Jackie Lacey, la fiscal del condado de Los Ángeles (California, Estados Unidos), ha abierto una investigación como respuesta a las "denuncias generalizadas" de abuso y acoso sexual que han sacudido a la industria del cine. La Fiscalía de Los Ángeles ha anunciado la creación de un grupo especial formado por fiscales con experiencia en delitos de carácter sexual. El objetivo de este equipo será "garantizar un enfoque común en la revisión legal y posible persecución de cualquier caso que cumpla con los estándares legales y fácticos" para ser considerados delitos, según ha confirmado Lacey en un comunicado de prensa.

La fiscal del condado de Los Ángeles ha aclarado que hasta la fecha no ha recibido ninguna solicitud por parte de las fuerzas de seguridad para presentar cargos, aunque permanece en constante comunicación con la Policía tanto de Los Ángeles como de Beverly Hills. Por el momento, los cuerpos policiales investigan en Los Ángeles al menos dos acusaciones de agresión sexual contra el productor Harvey Weinstein y una contra el actor Ed Westwick. En Beverly Hills también se ha abierto otra causa contra Weinstein, junto con una nueva investigación por denuncias contra el director James Toback.

Los juristas consultados por Los Angeles Times señalan que muchos de estos casos serán difíciles de probar, al haber sucedido años atrás y con las dificultades añadidas de no tener, a priori, evidencias físicas o testigos directos de las presuntas agresiones. "Sí le dice a la cultura de la ciudad que este es un tema importante para la justicia penal, digno de un grupo de trabajo. Es una buena idea contar con fiscales veteranos y con experiencia en estos delitos. Pero la gente no debería aumentar sus expectativas", explicó al periódico Laurie Levenson, antigua fiscal y profesora de Derecho.

the weinstein company
Cena Pre-Oscar de TWC de 2016 - Standard.co.uk

Hace algo más de un mes, el diario The New York Times destapó las denuncias de acoso y abuso sexual de varias actrices de Hollywood contra Harvey Weinstein, uno de los productores con mayor poder en la industria del cine. Algunas de las presuntas víctimas, entre las que se encontrarían Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow o Rose McGowan, afirmaron que buena parte de Hollywood conocía las agresiones y que no hizo nada por evitarlas hasta que el escándalo saltó a los medios de comunicación.

A finales de octubre, el actor Anthony Rapp denunció que Kevin Spacey le había acosado sexualmente, una presunta agresión que también han denunciado otras figuras públicas del cine en Estados Unidos contra el oscarizado intérprete. Netflix tomó cartas en el asunto despidiendo a Kevin Spacey, que ya no interpretará a Frank Underwood en House of Cards. Ridley Scott también ha anunciado que sustituirá la actuación de Spacey en All the money in the world ante las denuncias aparecidas en prensa, que han llevado a la Policía de Reino Unido a investigar posibles agresiones del actor acaecidas en territorio británico.