Estamos casi a punto de cerrar 2017 y, como no podía ser de otra manera, los balances de los diferentes sectores ya empiezan a salir.

El primero de ellos ha venido de la mano de Startupxplore que, a través de su base de datos sobre emprendimiento, ha dejado algunos datos curiosos sobre el sector de las startups del país; más maduro y con más capacidad de escalarlo que nunca.

Con más startups registradas que nunca, 3.301 concretamente, la primera conclusión, y ciertamente preocupante, es la tremenda concentración de la innovación en los grandes centros urbanos del país. Madrid y Barcelona, con un 38% y un 57% respectivamente, ocupan todas las atenciones de los grupos de inversión y, por tanto, de la propia financiación. Quizá por los últimos acontecimientos políticos en Cataluña, la brecha entre Madrid y la Ciudad Condal ha disminuido considerablemente. En tercera posición estaría Valencia, con un 2,3% de la recaudación, pero muy lejos del par ganador. ¿Cuánto se ha invertido? Según las cifras de Startupxplore y pese a esta concentración, después de muchos años en el dique seco, por fin se puede confirmar que la inversión en startups crece más de un 40% en 2017 respecto años anteriores; o dicho lo mismo en cifras, 845 millones de euros que, por cierto, se concentran en menos operaciones. Más y mejor inversión que dirían en algunos núcleos. Lo que supone todo un nuevo récord para el ecosistema emprendedor al sur de los Pirineos. No hay que olvidar que durante este año se han cerrado algunas de las rondas más importantes de toda la historia del emprendimiento Glovo con sus 30 millones de euros, Spotahome y sus 13,5 millones o 21 Buttons logrando 10 millones de financiación. Quizá en todo este entramado, el crecimiento ha venido apoyado por un aumento de los perfiles inversores en España respecto a otros años.

Con nuevos fondos en el panorama, la realidad es que ha sido el papel de los business angels (3.406, un 97% más que el año anterior) los que han tirado del carro en muchas de las ocasiones. Y no sólo eso. Durante muchos años, y ante la inexistencia de un ecosistema maduro en el perfil de los inversores, el apoyo de la inversión de la mano de fondos extranjeros había sido esencial. Ahora, y de nuevo por primera vez desde 2011, las empresas españolas han captado más inversión dentro de España que fuera, sin dejar de lado el hecho de que la inversión extranjera ha crecido un 7%.

Un país que sigue vinculado al comercio

En una sexta posición tras Reino Unido, que recupera el tono después del fiasco del Brexit, Alemania, Francia, Suiza y Suecia, España sigue siendo un país de emprendimientos que sigue ligado al e-Commerce, seguido del móvil y las empresas B2B. Y más concretamente del e-Commerce que se centra en el negocio de los clasificados concentrando la mayor parte de la atención de los inversores. Viajes y fintech irían detrás en la lista de más atractivos para cerrar rondas de inversión. Wallapop, o incluso los líderes en las rondas del año Spotahome y 21 Buttons se encuadrarían en este sector. Así como LetGo, el socio norteamericano de la compañía fundada por Agustín Gómez.