La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha dado a conocer hoy la versión provisional de la Declaración sobre el estado del clima mundial, un documento que pone de relieve que la temperatura media global entre enero y septiembre de 2017 se situó aproximadamente 1,1ºC por encima de los niveles preindustriales. Según el informe, es muy probable que este año sea uno de los más cálidos de la historia, en el que se ha registrado "tiempo extremo sin precedentes" y numerosos eventos con efectos devastadores, tales como los huracanes Irma, María y José e intensas olas de calor y sequías. Además, el período de 2013 a 2017 será el quinquenio más cálido jamás registrado.

De confirmarse las previsiones de la Organización Meteorológica Mundial, 2016 continuaría siendo el año con mayores temperaturas observadas hasta la fecha como consecuencia del fenómeno de El Niño, mientras 2017 y 2015 ocuparán el segundo y el tercer lugar, respectivamente. "Es parte de la tendencia al calentamiento a largo plazo", asegura Petteri Taalas. El secretario general de la entidad ha recordado que durante los últimos meses "hemos sido testigos de fenómenos meteorológicos extraordinarios, temperaturas que han llegado a +50°C en Asia, huracanes sin precedentes en el Caribe y en el Atlántico que han llegado hasta Irlanda, devastadoras inundaciones monzónicas que han afectado a muchos millones de personas y una sequía implacable en África oriental".

organización meteorologica mundial

El informe advierte también acerca de los preocupantes indicadores del calentamiento global a largo plazo, como el aumento de los niveles atmosféricos de dióxido de carbono (CO2), el incremento del nivel del mar y de la acidificación de los océanos o la situación de la cubierta de hielo marino tanto en el Ártico como en la Antártida. La publicación del documento ha coincidido con la inauguración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23) en Bonn (Alemania). En dicha reunión, los gobiernos de todo el mundo tratarán de alcanzar un acuerdo sobre las medidas para implementar el Acuerdo de París.

“Estos resultados ponen de relieve los crecientes riesgos para las personas, las economías y el propio tejido de la vida en la Tierra a los que se expone la humanidad si no conseguimos encarrilar los objetivos y las ambiciones del Acuerdo de París", afirma Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Los fenómenos extremos y el registro de temperaturas históricas observados durante los últimos meses muestran, una vez más, el impacto que tiene el calentamiento global en la salud de millones de personas, así como los previsibles daños sobre la seguridad alimentaria de millones de personas, especialmente las más vulnerables.