No todos los vehículos se pondrían delante de un Lamborghini para retarle a una competición de carreras. Pero si algo nos ha demostrado hasta ahora Tesla es que su Model X no es un coche cualquiera. Además de ser completamente eléctrico, el modelo de Tesla consigue acelerar de cero a 100 km/h en 4,7 segundos. Las características del Tesla fueron puesto a prueba contra un Lamborghini Aventador en una carrera en la que el Model X P100D no solamente superó a su adversario, también logró batir un nuevo récord.

El vehículo de Tesla venció al Aventador de Lamborghini por 0.05 segundos posicionándose como el ganador de la carrera y consiguió un tiempo récord para un vehículo utilitario deportivo (SUV, por sus siglas en inglés). En 400 metros, el Model X superó los 185 kilómetros por hora en 11.4 segundos.

A pesar de que el vehículo de Lamborghini logró alcanzar al Tesla, no lo hizo lo suficientemente rápido como para superar el tiempo del Model X y su rápida capacidad de aceleración.

Los resultados son todavía más impactantes si tenemos en cuenta que el vehículo eléctrico contaba con un 78% de carga. Los modelos de Tesla consiguen un mayor rendimiento si la batería está al cien por cien, aunque este no fue un impedimento para que el conductor del Tesla lograra la victoria con su Model X.

Por otro lado, el modelo de Tesla pesa unos 2400 kilogramos, en comparación con el Lamborghini, con unos 1500 kilos de peso. La capacidad de aceleración del Tesla logró superar lo que podría haber sido un inconveniente y venció al coche de unos 400.000 euros frente a los aproximadamente 160.000 euros del Model X P100D.

El Model S también fue puesto a prueba por el Aventador. Aunque en este caso ganó el deportivo de Lamborghini, el modelo de Tesla batió el pasado mes de marzo su récord en velocidad y alcanzó los casi 200 kilómetros por hora en 10.44 segundos.