Un brutal atentado en Barcelona durante la media tarde de ayer y un segundo ataque en Cambrils sobre la una de la madrugada han causado una profunda conmoción. El atropello múltiple de una furgoneta en La Rambla, situada en pleno centro de la Ciudad Condal, y un segundo intento en la localidad turística de la provincia de Tarragona, han provocado catorce muertos y más de un centenar de heridos de treinta y cuatro nacionalidades diferentes, según el balance provisional ofrecido por las fuentes oficiales.

La gran consternación ante los atentados múltiples reivindicados por el Estado Islámico ha dado paso, casi de forma simultánea, a una ola de solidaridad y apoyo tanto dentro como fuera de Cataluña. Concentraciones y marchas en repulsa por lo ocurrido, psicólogos voluntarios, servicios de taxi y hoteles abiertos para los posibles afectados, abogados que ofrecen su apoyo jurídico para atender a las víctimas y sus familiares o colas en los hospitales barceloneses son solo algunas de las muestras de cariño registradas en las últimas horas.

La Generalitat de Catalunya ha confirmado que por el momento dispone de reservas suficientes de sangre para atender a los heridos en el atentado de Barcelona. Horas después de los ataques, decenas de personas hacían cola en los tres principales centros médicos de la Ciudad Condal —Hospital Clínic, Vall d'Hebrón y Sant Pau—, que se han visto obligados a alargar la jornada ante la llegada masiva de donantes. Sin embargo, las autoridades han recordado que la sangre es "un elemento biológico que caduca" y ha pedido a todas las personas interesadas que acudan a donar sangre a partir de la próxima semana. Desde Hipertextual recopilamos una guía básica por si estás interesado en aportar tu ayuda e ir a un centro de donación próximamente.

¿Dónde y cuándo puedes donar sangre?

El Banco de Sangre y Tejidos cuenta con una página web informativa sobre los lugares donde es posible realizar una donación de sangre. Si estás en Barcelona, podrás acudir a los mencionados hospitales y también habrá unidades móviles el próximo lunes 21 de agosto situadas en Plaça de Sants y en Portal de l'Angel, 39 desde las 10:00 h hasta las 14:00 h y desde las 17:00 h hasta las 21:00 h. El miércoles 23 de agosto habrá unidades móviles en la misma localización de Portal de l'Angel y en Plaça Can Fabra-Segre, 34 durante dicha franja horaria.

donación de sangre
Tubos de ensayo con muestras de sangre centrifugada del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid. Imagen: Ángela Bernardo

Si te encuentras fuera de la Ciudad Condal, puedes acercarte a donar sangre este fin de semana a las unidades móviles situadas en municipios catalanes como Cerdanyola del Vallès, Vilanova i la Geltrú o Vic. El consejo más importante es no colapsar los centros de donación durante las primeras horas, sino acudir a partir de la próxima semana para mantener las reservas que, a día de hoy, están garantizadas. El llamamiento también coincide con las vacaciones, un período donde en general hay menos donantes y las necesidades de sangre se mantienen, sin tener en cuenta tragedias como la ocurrida ayer en Barcelona y Cambrils. Además, si estás fuera de Cataluña, puedes acercarte al hospital, centro médico o unidad móvil más cercana para realizar la donación: aquí puedes consultar un listado de hermandades de donantes y centros donde hacer la extracción en el resto de España.

¿Qué grupos sanguíneos y factores Rh existen?

La determinación del grupo sanguíneo y del factor Rh sirve para indicar qué tipo de sangre tenemos y para realizar donaciones o recibir transfusiones de forma segura. Se considera que hay cuatro grupos sanguíneos: tipo A, tipo B, tipo AB y tipo 0, que se clasifican en función de las proteínas de la superficie de los glóbulos rojos y de la presencia de determinados anticuerpos en el plasma sanguíneo. El Rh también sirve para conocer si existe una determinada sustancia en la superficie de los hematíes: seremos Rh+ si de verdad está, y Rh+ si no hay dicho factor. La determinación del tipo de sangre y del Rh es clave tanto para donar como para recibir transfusiones sanguíneas:

  • Si nuestra sangre es de tipo A, solo podemos recibir sangre de tipo A y 0.
  • Si nuestra sangre es de tipo B, solo podemos recibir sangre de tipo B y 0.
  • Si nuestra sangre es de tipo AB, podemos recibir sangre de todos los tipos (A, B, AB y 0).
  • Si nuestra sangre es de tipo 0, solo podemos recibir sangre de tipo 0.
  • Si tenemos Rh+, podemos recibir sangre con factor Rh+ o Rh-.
  • Si tenemos Rh-, solo podemos recibir sangre que sea Rh-.

Estas indicaciones explican por qué los donantes 0- son donantes universales de sangre, mientras que las personas que sean AB+ son receptores universales de sangre.

¿Cuáles son los grupos sanguíneos más requeridos?

Los grupos sanguíneos más frecuentes en España son el A+ y el 0+, que representan cada uno un 36% de la población. El grupo universal, que puede usarse para todos los grupos sanguíneos en caso de urgencia, es el 0-, presente en el 5-7% de la sociedad. Según la información ofrecida por la Generalitat, las reservas de sangre en la actualidad son bajas para el grupo A-, por lo que se recomienda sobre todo acudir a donar la próxima semana especialmente si tenemos este grupo sanguíneo, aunque las donaciones del resto de grupos también serán bienvenidas para mantener las reservas.

¿Qué requisitos tiene la donación de sangre?

Las condiciones generales para poder ser donante de sangre es que seas mayor de edad y tengas menos de 65 años, peses más de 50 kilogramos, te encuentres bien de salud y portes un documento de identificación (DNI, pasaporte, permiso de residencia o de conducir). Los hombres pueden donar un máximo de cuatro veces al año, una cifra que se reduce a tres en el caso de las mujeres. El motivo es el diferente peso corporal entre ambos sexos, que condiciona el volumen total de sangre circulante en un individuo. Este parámetro también explica por qué el intervalo entre dos donaciones consecutivas no debe ser inferior a dos meses: nuestro organismo debe recuperar de forma adecuada el volumen normal de sangre que circula por nuestro interior.

donación de sangre
Una bolsa de concentrado de hematíes ya preparada y etiquetada. Imagen: Ángela Bernardo

Si deseas donar sangre y te preguntas si podrás hacerlo, la Generalitat de Catalunya también ofrece un sencillo test para saberlo. Es importante recordar, además, que puedes donar sangre si cumples las condiciones generales y a pesar de que no estés en ayunas, hayas sufrido hepatitis antes de los doce años, tengas el colesterol alto o aunque tomes algunos de los medicamentos más frecuentes. En cualquier caso, antes de realizar una donación los profesionales sanitarios te piden que completes un sencillo formulario y hagas una entrevista. Además tu sangre, una vez donada, se analiza para evitar cualquier problema tanto para el donante como para el receptor.

Mitos y verdades sobre la donación de sangre

  • Pierdo una mañana entera realizando la donación: Falso. El período de tiempo dedicado a rellenar el formulario, realizar la entrevista y la extracción de sangre y los minutos para recuperarse suman en total una media hora.

  • No dono sangre porque duele mucho: Falso. Las molestias suelen ser mínimas, aunque todo depende del umbral del dolor, la experiencia del profesional y si es fácil extraer sangre en función de cómo sean tus venas.

  • No puedo donar porque llevo tatuajes o me he operado: Falso. En el caso de que te hayas tatuado, debes esperar al menos cuatro meses para ser donante, mientras que si te has sometido a una cirugía, el tiempo varía en función de la propia intervención. Por ejemplo, si has sido operado de una hernia, hemorroides (cirugías menores) o te han dado puntos, no debes donar hasta que no pasen siete días o estés plenamente recuperado. Por el contrario, si te has sometido a una cirugía mayor (intervención cardíaca, operación por una fractura grave o implantación de una prótesis articular), tienes que esperar al menos cuatro meses.

  • Tengo que estar sin comer para la donación de sangre: Falso. No hace falta ir en ayudas, aunque sí se recomienda evitar las comidas ricas en grasas.

  • Tomo medicamentos, lo que me impide donar: Depende. Si se trata de aspirina o antiinflamatorios, la donación de sangre está permitida. Si hablamos de antibióticos, se debe esperar quince días desde la finalización de la administración de estos fármacos.

barcelona
Fuente: Pixabay.
  • No puedo donar porque tuve hepatitis de pequeño: Depende. En el caso de que padecieras esta enfermedad infecciosa antes de los doce años y se tratase de la hepatitis A (la más frecuente), sí puedes ser donante; sin embargo, según Cruz Roja, no podrás donar si se trataba de la hepatitis B o C. Esta exclusión también afecta a aquellas personas que convivan con individuos con estos dos tipos de hepatitis, que no podrán donar hasta pasados cuatro meses desde el final de la convivencia.

  • No voy a donar porque tengo la regla: Depende. Siempre que el estado de salud del donante sea bueno, es posible donar aunque la mujer tenga la menstruación.

  • No puedo fumar o beber ni antes ni después: Depende. El consumo de alcohol antes de la donación está contraindicado, algo que no sucede con los cigarrillos. Sin embargo, una vez hecha la donación, debemos esperar dos horas antes de fumar o ingerir bebidas alcohólicas para evitar posibles mareos.

  • Si dono no puedo hacer ejercicio físico: Depende. Se recomienda evitar la actividad física intensa durante las horas siguientes a la donación, con el mismo objetivo de evitar mareos.

  • Tengo el colesterol alto, no creo que pueda donar: Falso. Puedes realizar una donación de sangre a pesar de los niveles de colesterol.

  • Tengo azúcar alto, no sé si puedo donar: Depende. Si eres diabético y te estás tratando con insulina, no puedes donar ya que puede suponer un problema para el receptor. Si tu tratamiento se basa en la dieta o en antidiabéticos orales (pastillas), sí puedes ser donante.

  • No puedo donar porque padezco hipertensión: Falso. Aunque tomes medicamentos, puedes donar. El único requisito es que la tensión sea correcta en el momento de la extracción.

donación de sangre
Gracias a la centrifugación, los componentes de la sangre se separan en función de la densidad. Imagen: Ángela Bernardo
  • No soy donante porque me acabo de vacunar: Depende. Si has recibido la vacuna contra la varicela o la rubeola, debes esperar 28 días; si es la vacuna contra la hepatitis, podrás donar a partir de los siete días siguientes y, por último, si se trata de la vacuna contra la gripe, no hay inconveniente.

  • Estoy embarazada, no puedo donar: Verdadero. Durante el tiempo que dure la gestación, no se puede donar sangre. Se debe esperar a que transcurran seis meses desde el parto o a que finalice el período de lactancia si la hay.

  • Tengo anemia y tomo hierro, no puedo donar: Verdadero. Has de esperar al menos dos meses para ser donante.

  • He viajado al extranjero, ¿puedo donar? Depende. Existen zonas de riesgo con malaria u otras enfermedades que podrían transmitirse a través de una transfusión de sangre. Si el viaje ha sido breve y el país presenta un riesgo menor, la decisión la toma el profesional sanitario que hace la entrevista, aunque también puedes consultar las fuentes oficiales. En general, si el desplazamiento ha sido por Europa no hay ningún problema, excepto si has estado en Turquía, Madeira o Georgia, en cuyo caso debes esperar un mes. Si el viaje ha sido fuera del territorio europeo, hay que esperar al menos un mes, aunque si el país presenta riesgo de malaria, como ocurre en Brasil, Colombia, Ecuador, México, Venezuela o Perú, no puedes ser donante hasta que no hayan pasado seis meses.

Qué ocurre después de la donación

Una vez que se realiza la donación de sangre, extrayendo habitualmente 450 centímetros cúbicos, la sangre se procesa y sus componentes se separan en función de su densidad. De este modo, mediante una técnica llamada centrifugación, la muestra quedará dividida en el plasma (parte superior), leucocitos y plaquetas (parte central) y glóbulos rojos (parte inferior), que contienen la hemoglobina que da el característico color rojo a la sangre. Esta última fracción es la que se lleva a los hospitales, después de que haber sido filtrada para eliminar los glóbulos blancos para evitar posibles rechazos.

https://hipertextual.com/2015/06/donacion-de-sangre

Posteriormente, las muestras de sangre se analizan para evaluar la concentración de glóbulos rojos o hematíes, determinar el grupo sanguíneo y el Rh y descartar cualquier problema de seguridad. De forma paralela, se debe inactivar y congelar el plasma, considerado como la parte líquida de la sangre sin su contenido celular, que también se emplea en hospitales. En un procedimiento especial de extracción, llamado donación por aféresis, también es posible recoger de forma selectiva las plaquetas a partir de un único donante. En los procedimientos normales de donación, las bolsas de plaquetas se preparan a partir de las muestras de cinco personas y se procesan para ser utilizadas también en los centros sanitarios.

👇 Más en Hipertextual