El Estado Islámico ha reivindicado la autoría del atentado de Barcelona perpetrado esta tarde, según ha informado la agencia de noticias Amaq, próxima a los terroristas yihadistas. Una furgoneta ha atropellado a una multitud de personas en La Rambla, situada en el centro de la Ciudad Condal, causando trece muertos y más de un centenar de heridos, quince de ellos graves, según han confirmado fuentes oficiales de la Generalitat de Catalunya.

En el comunicado emitido por Amaq, DAESH afirma que "soldados del Estado Islámico llevaron a cabo la operación", siguiendo "órdenes del Califato" contra "países de la coalición". Durante las horas posteriores al atropello masivo, los canales de Telegram proclives al ISIS han celebrado el atentado terrorista e incluso han llegado a utilizar la imagen de uno de los sospechosos detenidos. Los Mossos d'Esquadra se han referido a los autores como el ataque hablando de un "grupo", lo que inicialmente descartaría la hipótesis del lobo solitario.

Es la primera vez que el Estado Islámico perpetra un ataque en España, que ya fue golpeada por el terrorismo islamista en 2004 con los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004. DAESH ya había organizado ataques utilizando vehículos para atropellar al máximo número de personas, como ya sucediera en Niza (Francia) o Berlín (Alemania) hace unos meses. En el caso del atentado de Barcelona, la furgoneta ha enfilado desde Plaça Catalunya bajando 500 metros aproximadamente por Las Ramblas hasta llegar a Liceu. Las fuerzas de seguridad han detenido a dos personas relacionadas supuestamente con el ataque, uno procedente de Marruecos y otro de Melilla. Ninguno de ellos era el conductor de la furgoneta, que no iba armado cuando bajó del vehículo según la evidencia disponible por los Mossos. Un cuarto individuo sospechoso ha fallecido tras saltarse un control policial.

Los Mossos d'Esquadra han relacionado el atentado terrorista con una explosión de gas anterior ocurrida esta mañana en Alcanar (Tarragona). Según ha explicado Josep Lluís Trapero, el suceso ha tenido lugar por una gran acumulación de gas de acuerdo con las primeras pesquisas realizadas. La explosión, que inicialmente había sido vinculada con tráfico de drogas, produjo la muerte de una persona y dejó varios heridos.