Lyft no está de acuerdo con las políticas climáticas del presidente Donald Trump. Después de que el magnate retirara a Estados Unidos del Acuerdo de París el pasado mes de mayo, la compañía ha anunciado sus nuevos compromisos climáticos con el objetivo de reducir las emisiones de carbono del sistema de transporte.

En primer lugar, el servicio de transporte pretende llegar a los mil millones de viajes en coches eléctricos y autónomos para 2025. Con esta iniciativa, Lyft calcula que se podrán reducir las emisiones de Co2 hasta en cinco millones de toneladas para la misma fecha. El objetivo es un gran reto para la compañía, teniendo en cuenta que Lyft llegó a los 160 millones de viajes durante 2016.

Por otro lado, todos los vehículos eléctricos serán "alimentados con energía 100% renovable", explicaron los fundadores de la plataforma en el blog de la compañía. A diferencia de otras cargas que utilizan energías contaminantes para generar la electricidad necesaria, Lyft ha subrayado la necesidad de usar energía renovable para llegar a su objetivo climático.

La alimentación a través de energías verdes comenzará con la alianza entre Lyft y la compañía de coches autónomos nuTonomy, con la cual planean llevar los automóviles a la red de Lyft en Boston a finales de este año.

La alianza se ha unido a otras del competidor de Uber para gestionar su flota de coches eléctricos y completamente autónomos. En 2016, Lyft se alió con General Motors y, el pasado mes de mayo, Waymo y Lyft llegaron a un acuerdo para juntar sus esfuerzos en la desarrollo de los vehículos eléctricos.

La colaboración entre los dos competidores de Uber fue un revés para la compañía, la cual se encuentra en un proceso judicial con Waymo, la división de Alphabet por un supuesto robo de propiedad intelectual. Travis Kalanick, CEO de Uber, abandonó su puesto el pasado 13 de junio tras los casos de acoso sexual en las oficinas revelados en un informe.

👇 Más en Hipertextual