Google ha arrancado la I/O con un anuncio interesante para su aplicación de Gmail: Smart Reply, la función de respuesta automática e inteligente que incorporó Inbox en 2015, va a llegar a la aplicación oficial, tanto para iOS como para Android.

Smart Reply escanea el contenido del email recibido, lo interpreta, y proporciona una respuesta predefinida que se ajusta a lo que ha leído. De hecho, podemos escoger una pero ofrece tres posibilidades. Son respuestas básicas, simples, que pueden servir para responder de forma correcta y concisa a un correo.

Google ha asegurado que estos datos no son visibles a ningún humano y el entrenamiento del sistema está fuera del alcance de la vista de ningún humano. Este entrenamiento permite individualizar ciertos patrones en base a las respuestas que suele dar cada usuario. Es decir, si tenemos una forma de escribir más formal, más espontánea, más comedida o más expresiva, las respuestas que se nos ofrezcan serán ajustadas a ello.

Ahora mismo Smart Reply está disponible únicamente en inglés, pero en "unas semanas" también estará disponible en español.