Hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana… George Lucas escribía el comienzo de su terrible regreso a la franquicia que lo haría conocido por los siglos de los siglos.

El año es 1994 y ciertos documentalistas realizan un vídeo de rutina correctamente titulado «Todo lo que necesito es una idea…» sobre la cotidianidad de un creador y el inicio del proceso de Star Wars Episodio I: Una Amenaza Fantasma, lo que muchos consideraban como el nacimiento de una nueva era cinematográfica.

Después de un breve tour por la casa y algunas declaraciones sobre su proceso de escritura nos encontramos con otro simple segmento publicitario sobre la película, hasta que vimos un cortometraje que nos hizo encontrar la verdad.

Esa es la cara de un hombre que reflexiona constantemente sobre el apocalipsis cinematográfico que está a punto de causar.

Años más tarde en 1999, un graduado de la Universidad del Sur de Carolina estaría presentando su reciente cortometraje en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

La obra en cuestión sería una breve pieza histórica que contaría el proceso creativo que llevó a la creación de Star Wars. Sin embargo no era el típico vídeo incluido en esos DVDs modificados que nos hablan sobre la gran labor del equipo de efectos especiales, se concentra en aquellos días en que George Lucas desarrollaba su pieza maestra conocida como: la asignación que debía entregar en la semana para poder graduarse.

Su tratamiento de la historia consistía en un drama sobre un granjero espacial y su crítica a la agricultura, pero siguiendo la inspiración de su propia vida: como su compañero que hablaba encapuchado sobre la fuerza oculta del LSD o su romance con una hippie con un peinado fuera de este planeta, el jedi original consiguió dotarnos con la gracia de Star Wars.

Un éxito instantáneo llamado «George Lucas in Love» ganó festival tras festival, consiguiendo un galardón en San Sebastián e incluso logrando vender más VHSs que La Amenaza Fantasma en la versión en pañales de Amazon.

Porque todavía sigue siendo mucho mejor comprar un cortometraje estudiantil que se puede conseguir online.

Su director Joe Nussbaum pasaría a dirigir otros clásicos del cine moderno como la película de 2004 Pijamada y su siguiente obra maestra American Pie presenta : Una fiesta de pelotas de 2006, sin embargo algunos en la audiencia —básicamente todo el mundo— consideran que su cortometraje anterior fue mucho mejor.

En cuanto a George Lucas, podemos decir que su proceso creativo en la creación de La Amenaza Fantasma posee mucho de esa inspiración sacada directamente de su vida personal, con niños corriendo por la casa y una vida dedicada a mirar películas mudas de comedia para preguntarse «¿Cómo lo hicieron?» mientras mira a la cámara constantemente ignorando su supuesta rama de experiencia mejor conocida como pionero en efectos especiales.

Hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana… un cortometraje gustaría lo suficiente para recibir una carta congratulatoria de parte de George Lucas, y básicamente sería el relato más verídico sobre la creación de Star Wars, porque nos dimos cuenta que un particular talento para la escritura no era su mayor atractivo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.