Seguir series de capítulos largos, que rayan en la hora o más, nos exige permanecer más de lo que deberíamos frente a la pantalla o tener que cortar el capítulo en algún punto (sobre todo lo primero). Es por esto que las siguientes recomendaciones son ideales para esos momentos en los que queremos ver la TV pero no deseamos (o podemos) dedicar más allá de media hora.

Buscamos que las opciones a continuación fueran variadas: desde comedias y dramas, hasta series animadas. Si tienes otras recomendaciones no olvides compartirlas en nuestra comunidad.

Rick y Morty

Esta genialísima serie animada es una excelente opción para el descanso. Sus capítulos son de poco más de 20 minutos y todos son tan divertidos como hilarantes. En otra ocasión hablamos sobre las razones por las que debes empezar a ver Rick y Morty de inmediato. Y es que no bastan las recomendaciones para esta serie creada por Justin Roiland y Dan Harmon (sí, el creador de la genial Community). Es una serie única, grosera, profunda y filosófica. Cuenta con dos temporadas (disponibles en Netflix) y (apenas) 21 episodios. Créeme, te unirás a los fans que claman por la tercera temporada.

Master of None

Creada por el fantástico Aziz Ansari y Alan Yang, esta serie de comedia está llena de humor fresco, inteligente, con una crítica valiosa a las cosas cotidianas, y profundas, de la vida. Como explica el propio Ansari: "Creo que el tema que buscamos es el de las comedias de los 70 que son realistas, muy divertidas, pero que hablan de cosas reales". Esto se nota en el resultado, es una serie muy conmovedora y divertida. Pertenece al catálogo Original de Netflix. Tiene un temporada de 10 episodios.

Master of None

Gravity Falls

Si hay una serie animada que puedan disfrutar chicos y grandes es esta que antes consideramos la mejor de las mejores. Creada por Alex Hirsch cuenta con dos temporadas y 40 capítulos. No estamos ante una serie común, tanto por sus geniales y entrañables personajes como por ser una historia breve; sus dos temporadas son las únicas que existen y, según sus creadores, existirán —En Netflix se encuentran casi todos los episodios—.

Please Like Me

Creada por el comediante Josh Thomas, esta serie australiana es muy disfrutable de principio a fin. También es una serie pequeña y terminada: cuenta con 4 temporadas (26 episodios). Según su creador la serie está completa y no habrá más capítulos. A pesar de esto, esta serie es un genial título que nos dará mucha diversión, un humor muy fresco y a la vez un drama profundo, una combinación compleja. Por eso está en estas recomendaciones.

Archer

Esta serie animada para adultos ya tiene tiempo y bastantes temporadas: 7 (100 capítulos). Su protagonista, Sterling Archer, es un agente de espionaje bastante peculiar e hilarante. El humor de esta serie es irreverente y grosero; si te gusta su humor no querrás parar de verla.

Lovesick

Se trata de una serie que recomendamos hace poco y es una candidata perfecta para disfrutar en nuestros ratos de descanso frente a la pantalla. Tiene sólo dos temporadas (14 episodios). Es una serie británica que trata sobre Dylan, un chico que descubre que tiene clamidia y debe avisar a sus parejas sexuales de la situación. Esto hace que los episodios sean una divertida retrospectiva de la vida de Dylan y sus amigos: Luke y Evie. La serie es súperdivertida, conmovedora y original. Su defecto: que dura muy poco. La encuentras en el catálogo de Netflix.

IT Crowd

(Los informáticos en España). Esta es una serie que fue transmitida de 2006 a 2010. Cuenta con 4 temporadas (25 episodios). Merece estar en estas recomendaciones porque es una serie única, súper geek y completamente hilarante. Sus personajes han pasado a la historia para siempre: Moss, Roy, así como Jen, la nueva en el equipo de IT, con lo que arranca la serie. Si no conoces esta serie casi te envidio; si la conoces, ¿qué impide verla de nuevo? (Nota: Roy atiende a los perdidos en Hipertextual)

Steven Universe

Su creadora, Rebecca Sugar, es la primera chica en crear una serie para Cartoon Network. Esta serie es ideal para chicos y grandes. Cuenta con 4 temporadas (123 episodios emitidos). La historia va de un chico llamado Steven que vive con unas guerreras extraterrestres llamadas "las Gemas de Cristal" (también él es una especie de Gema). Sus personajes y historia son completamente inolvidables; tiene episodios profundamente conmovedores y divertidos. La historia es muy compleja y lo es más con el paso de los capítulos. Otra cosa: la animación es bellísima.

Brain Games

Esta también es una serie que tiene tiempo y cuenta con 5 temporadas y varios especiales. Sin duda una opción para aprender de forma muy divertida sobre ciencia cognitiva, neurociencia y psicología. Su formato es muy divertido y original. Sus episodios también nos toman alrededor de 22 minutos cada vez. La primera temporada tenía un formato distinto: sus capítulos duran 45 minutos y, aunque entretenidos, es el nuevo formato y anfitrión (Jason Silva) que cautivaron al público.

BoJack Horseman

Sin duda una serie que se ha ganado a su público. Se trata de una serie original de Netflix creada por Raphael Bob-Waksberg. Es una serie de animación para adultos sumamente divertida y profunda. Un verdadero regalo para nuestros días ajetreados y para la televisión en sí, su humor y su originalidad son únicos. Cuenta con 3 temporadas (36 capítulos), disponibles a todos los suscriptores del este famoso servicio de streaming. Las voces originales son de lo mejor, las interpretan: Will Arnett, Aaron Paul y Alison Brie, entre muchos invitados especiales.

Unbreakable Kimmy Shmidt

Otro título divertidísimo de Netflix para anotar en nuestra lista. Esta serie estrenada en 2015, creada por Tina Fey y Robert Carlock, es una comedia con un humor absurdo y genial que mantiene durante sus dos temporadas (26 episodios). Va de una chica, Kimmy Schmidt (Ellie Kemper), que pasa 15 años en cautiverio por el llamado "Reverendo" Richar Wayne Gary Wayne (interpretado por el genial Jon Hamm). A pesar de esta primicia tan trágica, el desarrollo de la historia es muy divertido y, repito, llena de un humor absurdo que nos alegrará el día. Esta serie nos regala uno de los mejores personajes de la televisión de los últimos tiempos: Titus Andromedon.

Unbreakable Kimmy Schmidt

A Young Doctor's Notebook and Other Stories

Esta miniserie británica solo cuenta con dos temporadas (8 episodios). Está basada en los cuentos del mismo nombre de Mikhail Bulgakov, escritos en 1920. Se trata de una historia biográfica del mismo autor de cuando recién graduado como médico tuvo sus prácticas en un pequeño y remoto poblado de la Rusia de los tiempos de la Revolución. Sus protagonistas, Jon Hamm (sí, otra serie para no extrañarlo) y Daniel Radcliffe, interpretan al mismo doctor en cuestión en distintas etapas de su vida. Esta serie tiene un humor muy peculiar: negro, gore y un tanto absurdo pero divertido. Sus pequeños capítulos y sus cortas temporadas son su mayor defecto: queremos más.

El increíble mundo de Gumball

El asombroso mundo de Gumball en España es una serie creada por Ben Bocquelet. Cuenta con 4 temporadas y se está transmitiendo la quinta. Su formato es de 12 minutos por episodio, así que, tal vez, podemos ver más de uno (o dos). Esta es una serie para chicos y grandes; incluso puede decirse que es la recomendación más "para niños" de la lista. Sin embargo, tiene un humor y animación tan alocados y peculiares que es imposible no recomendarla para los momentos dedicados al descanso y la diversión sin importar la edad. Su historia es muy sencilla y simple, pero las ocurrencias de los personajes son lo mejor. Con todo y su locura llega a tener reflexiones profundas sobre la familia y la amistad, aunque al final vuelva a reírse de eso mismo. El defecto: es adictiva si te atrapa su humor.