Junto con el iPhone 7 PRODUCT (RED) y la aplicación Clips, Apple actualizó su gama iPad con un nuevo modelo más económico y potente que su predecesor. Junto a los dos iPad Pro de 9,7 y 12,9 pulgadas, Apple ofrece ahora un nuevo modelo llamado “iPad”, que reemplaza al Air 2 que la compañía presentó en 2014.

Este nuevo modelo se vende por $329, lo que supone una rebaja de unos $100 respecto al Air 2. Además, monta el SoC A9 del iPhone 6s, por lo que muchos han calificado este nuevo modelo como un "Air 2 mejorado"; y, en cierto modo, lo es. Pero este nuevo iPad esconde muchos más detalles además del SoC A9. Unos detalles que, para muchos, habrán pasado desapercibidos.

  • El A9 no es mucho mejor que el A8X. El chip A9 es más eficiente energéticamente y su CPU es más potente en single-core. En tests multi-core y en rendimiento gráfico, en cambio, las diferencias entre el A9 y el A8X son mínimas. Cabe la posibilidad de que el chip A9 de este nuevo iPad esté ligeramente overclockeado respecto al A9 del iPhone 6s, aunque es muy improbable.

  • La pantalla es peor que la de un Air 2. El nuevo iPad pierde la laminación y el recubrimiento antirreflectante del Air 2. El resultado es una pantalla de muy buena calidad pero inferior a la de su predecesor. De hecho, es la misma pantalla que el Air original.

  • El nuevo iPad es más grueso y pesado que el Air 2. El chasis del nuevo iPad es más grueso y pesado que el del Air 2. La diferencia no es excesivamente notable, pero está ahí.

  • Las cámaras sí son las del Air 2. Mismo sensor, misma apertura y mismas capacidades, tanto en la cámara principal como en la secundaria. Rendimiento fotográfico parejo al iPad Air 2.

  • El sensor Touch ID también es el mismo que el del Air 2. Nada de Touch ID de segunda generación. El lector de huellas dactilares es el mismo que el del iPad Air 2: ligeramente más lento pero muy eficiente y seguro.

El nuevo iPad es una jugada de manual. Con un precio más reducido y una mejora de componentes clave como el SoC, la compañía logra rejuvenecer una base de casi tres años de antigüedad. Lo hace, además, batiendo a sus rivales, quienes no ofrecen una solución pareja en características y experiencia de uso en ese rango de precios.