No deja de ser corriente que, de forma periódica, nos topemos en Internet con personajes de lo más variopintos que, por unas cosas u otras, terminan convirtiéndose en memes y formando parte de la cultura popular de ese submundo que es Internet. Eso mismo le está ocurriendo a Sam Barsky, conocido desde ayer por ser el hombre que se fotografía en lugares de todo el mundo llevando jerseys personalizados con el mismo lugar.

Así, podemos verle en Stonehenge, en Nueva York o en una simple y larga carretera pero, siempre, con un sweater a juego fabricado por él mismo, incluso algunos de manga corta. Sin duda, un curioso hobby que ha terminado por convertirse en uno de los primeros hits virales del 2017. Si queréis ver el resto de sus obras, podéis seguirle en Facebook.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.