Echa la vista atrás unas décadas. Comprueba los requisitos mínimos para obtener cualquier puesto de trabajo. Parecen insignificantes comparados con los actuales, ¿verdad?. Idiomas, másters de especialización, conocimientos en nuevas tecnologías, competencias digitales, experiencia internacional, etc. El nivel de exigencia se ha incrementado. Pero estos nuevos requerimientos son tan sólo un mero reflejo de la situación de mercado actual, ya que vivimos en un entorno más globalizado y mucho más competitivo. Para que las compañías se enfrenten con éxito a las demandas de la sociedad, necesitan nutrirse de talento.

¿Pero qué es el talento? La concepción de talento, también ha ido evolucionando. Hace décadas, las compañías primaban la formación y los conocimientos a la hora de incorporar personal. Tener estudios universitarios, formación de postgrado u otros cursos de especialización, eran claves para obtener un determinado puesto de trabajo. Sin embargo, pronto las empresas se dieron cuenta de que con esto no era suficiente. La gente salía bien preparada de la universidad pero carecía de la habilidad práctica que se requería en un entorno laboral.

Para Siemens, el talento se encuentra en todos y cada uno de nosotros, sólo debemos diferenciar qué tipo de talento se esconde en cada persona y facilitar el entorno y herramientas adecuadas para que pueda emerger con fuerza. En Siemens, el desarrollo del Talento, unido a la curiosidad que siempre nos ha movido, son claves para responder con éxito y de manera sostenible a las demandas de la sociedad. En su departamento de Talent Acquisition buscan gente que comparta su cultura: abiertos y curiosos, responsables, excelentes e innovadores.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.