Matthias Töpfer

Malas noticias para Twitter. La compañía aprovechando la publicación de sus datos financieros para confirmar lo peor: Twitter despedirá al 9% de la plantilla, en torno a 350 personas parte de su staff por la la caída en sus ingresos, y por la búsqueda de una forma rápida de diluir la parte fija de sus costes operativos y reducir el tamaño de su operativa. A pesar de que ya se estaba rumoreando este número de despidos la semana pasada.

La compañía ha superado, eso sí, las expectativas que los analistas, alcanzando los 616 millones de dólares en ingresos, pero todavía en negativo en el final de su cuenta de resultados, que no termina de salir de pérdidas en el indicador trimestral. Ha crecido en usuarios, hasta los 317 millones de usuarios activos en el tercer trimestre, un crecimiento 1% año a año.

Los 350 despidos se suman a los 300 que la compañía puso en marcha en octubre de 2015, un movimiento que espera reducir los costes de la compañía en torno a los 50-100 millones de dólares al año. Puesto que pese a su crecimiento en ingresos en publicidad y vídeo, sigue ser capaz de voltear las cuentas en positivas.

De momento habrá que esperar a ver si los cambios en el producto que ha prometido la compañía para luchar contra el acoso revierten la situación, pero los analistas siguen sin ser muy halagüeños con Twitter.