latinofobia

(Wikimedia)

Después de la torpe e innecesaria visita de Donald Trump a México, donde el candidato demostró que podía salirse con la suya, la popularidad de Trump ha repuntado. La encuesta de CNN ya lo coloca dos puntos arriba de su rival, la candidata demócrata Hillary Clinton.

Gran parte del discurso electoral de Trump se basa en el perjuicio que hace México a la economía y la paz de Estados Unidos. La delincuencia y las drogas que según Trump vienen con los migrantes mexicanos sólo se podrán contrarrestar con la construcción de un muro (simbólico y físico) en la frontera que comparten ambos países. ¿Con qué dinero? Con el de los mexicanos, por supuesto.

Lo que en julio de 2015 parecía una divertida broma, comienza a preocupar seriamente a los políticos mexicanos. ¿Estamos preparados para las consecuencias en caso de que Trump resulte electo el próximo noviembre?

PBS News

Los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentaron esta tarde una propuesta que pretende blindar al país de pagar el muro que Trump propone. En dicha propuesta, se contempla la posibilidad de reformar la Ley Federal de Presupuesto para antes del 2017 con el fin de evitar el pago de la construcción del muro.

El equipo de Trump ya ha contemplado la opción de que el Gobierno mexicano se negase a reforzar la frontera con el dinero de los mexicanos. El plan B del muro propone expropiar las remesas que los trabajadores mexicanos en Estados Unidos envían a sus familias para financiar el proyecto. La propuesta de los senadores pretende agravar a los ciudadanos y las inversiones estadounidenses con un impuesto en caso de que esto suceda.

Mientras son peras o manzanas, la visita de Trump a México ya ha dañado seriamente las relaciones diplomáticas entre ambos países, primero con las fricciones entre el Gobierno actual y la embajadora Roberta Jacobson y ahora con el rechazo de Hillary Clinton a la invitación del presidente a reunirse con él.

Wikimedia

Lo más preocupa a los senadores responsables de esta propuesta es el posible fin del Tratado de Libre Comercio, acuerdo comercial le ha costado 5 millones de empleos a los Estados Unidos, según Trump. La propuesta de los senadores también incluye la revisión del TLC y 74 tratados internacionales más. El senador Armando Ríos Piter dijo:

Uno de cada tres empleos en el país tienen que ver con el TLC, por lo que se trata de una condición de seguridad económica y seguridad nacional. Este es un problema de riesgo-país y ante una posible decisión unilateral, pues que México pueda poner a revisión los tratados que tiene con esa nación.