La fugaz reunión entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto tomó por sorpresa a todos. Ocurrió a puertas cerradas pero, al terminar el encuentro, los dos políticos ofrecieron una conferencia de prensa donde hablaron de los temas discutidos y como era de esperarse, los temas centrales fueron la frontera que comparten los Estados Unidos y México, la migración y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCN).

Cada uno dedicó cerca de 10 minutos a exponer su visión acerca de estos temas. A continuación, te presentamos los puntos de vista del presidente de México y de Trump:

1. La migración ilegal

Peña reiteró su deber de “proteger a los mexicanos donde quiera que se encuentren” y aseguró que los mexicanos contribuyen al desarrollo de Estados Unidos.

Trump coincidió en que el flujo migratorio no era únicamente mexicano y que los países centroamericanos expulsan año con año a miles de habitantes. Trump llamó al fenómeno “un desastre humanitario” y aseguró que no era justo para nadie la situación a la que se exponen miles de personas en busca de una vida mejor en los Estados Unidos, incluidos los países receptores de los inmigrantes que deben tomar acciones al respecto.

2. El muro

“La frontera debe convertirse en un activo para la región”, dijo Peña Nieto. También expresó su deseo de convertir la frontera entre México y Estados Unidos en un limítrofe más eficiente y seguro. Aunque también reconoció al creciente número de “no mexicanos” que cruzan la frontera. Pidió un enfoque complejo de la frontera, tanto en el tema de los migrantes centroamericanos como en el del tráfico de armas y dinero.

Mientras tanto, Trump defendió el derecho a construir “una barrera física o muro” para asegurar las fronteras del país que pretende gobernar y apeló una vez más al amor que le tiene a los Estados Unidos y el compromiso que tiene de proteger a los habitantes de su país contra los migrantes de los traficantes de vida humana, de drogas y armas. El candidato lo calificó la propuesta del muro como algo “mutuamente benéfico”.

3. El narcotráfico y las armas

En sentido inverso, Peña mencionó que de norte a sur también existía tráfico de armas y de dinero ilícito producto de las ventas de narcóticos. “Cada año, miles de armas y millones de dólares ilegales entran a México fortaleciendo a carteles y otras organizaciones ”, dijo el presidente. Y añade: "Este flujo debe ser frenado”.

Sobre este tema Donald Trump dijo que nadie gana cuando los traficantes abusan de la gente inocente y que se debía actuar rápidamente contra este problema.

4. El TLCAN

Peña dijo que Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) le había hecho muy bien a ambos países pues 6 millones de empleos estadounidenses dependen de las exportaciones a México, siendo el principal proveedor del país, y que 40% de material que se manufactura en México fue hecho en Estados Unidos. Sin embargo, se mostró como un socio para actualizar el TLCAN durante el próximo Gobierno estadounidense gane quien gane.

Trump mencionó que el TLC había sido más benéfico para México que para Estados Unidos y llamó a mejorar el acuerdo a las necesidades actuales y además mencionó que estandarizar los salarios y las condiciones de trabajo entre los países firmantes (Canadá, Estados Unidos y México) ayudaría a hacer más equitativa la situación entre los tres países.

5. Orgullo por el hemisferio norte

Peña dijo que el TLCAN había promovido al hemisferio norte como un gran bloque manufacturador, algo que había que mantener que estaba dispuesto a continuar con cualquiera de los candidatos que gane las elecciones próximas a celebrarse en Estados Unidos.

Trump llamó a mantener las ganancias por la industria manufacturera en el hemisferio norte. “Tenemos tremenda competencia en China y el resto del mundo” dijo y después señaló que cuando las fuentes de trabajo se mudaban al otro lado del océano es cuando problemas como la pobreza y la emigración incrementaban.

Los insultos de Trump "un malentendido"

Muro

Peña Nieto llamó a fortalecer las relaciones entre ambos países “como verdaderos amigos, buenos vecinos y aliados estratégicos”. Mientras que Trump mostró una cara mucho más dócil respecto a los temas de migración que no había mostrado anteriormente. Dijo sentir un profundo respeto por el presidente Peña y además que ya lo considera un amigo.

De acuerdo con el diario Reforma que mide la popularidad de los presidentes mes a mes desde 1995, Peña es el presidente menos popular con sólo 23% de aceptación. Mientras tanto, el acercamiento podría beneficiar a Trump al acercarlo a la audiencia latina en Estados Unidos.

A la pregunta de por qué Peña Nieto se había reunido con Donald Trump y no con Hillary Clinton, la candidata demócrata, Peña respondió que respetaba el proceso electoral estadounidense y que hizo llegar a ambos candidatos "una invitación que fue rápidamente respondida por el candidato Trump”.

Peña además dijo que citó a Trump asumiendo su deber de “defender a los mexicanos aquí y fuera de México” y que los insultos de Trump hacia México hasta ahora habían sido “malinterpretaciones”. Trump se mantuvo firme en sus acusaciones: "lo que dije fue fuerte pero hay que mantenerse fuerte, hay que decir lo que está pasando. Hay crimen, como saben, hay mucho crimen y hay migración, pero juntos podemos resolver esos problemas."

Los detalles del famoso muro que ha propuesto el candidato tampoco son claros, Trump dijo que discutieron el tema pero "no discutimos quién pagará por el muro."

Actualización: a través de Twitter, Peña Nieto ha lanzado una serie de mensajes esclareciendo el tema del que no comentó nada durante su exposición ni en las preguntas de la prensa: