La expansión de las redes de fibra óptica por todo el territorio español es uno de los grandes retos que afrontan actualmente las compañías de telecomunicaciones. Las cifras, tal y como los propios portavoces mostraron durante el XXX Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital, sitúan a España como uno de los países con mayor y mejor infraestructura de fibra de Europa. Movistar, por ejemplo, ya ofrece sus servicios en 15 millones de hogares; Vodafone llega hasta los nueve; Orange, se mantiene con sus ocho.

No obstante, aun existe un grupo muy amplio de usuarios que continúan sin acceso a las altas velocidades ofrecidas sobre redes de fibra óptica. Para todos ellos, Orange ha presentado un nuevo router híbrido capaz de intercambiar la conexión entre las redes 4G LTE de la operadora —que puede llegar a ofrecer hasta 100 Mbps sin Carrier Aggregation— y la conexión ADSL que ya ofrecen.

La red 4G LTE de Orange cubre alrededor del 88,5% de la población española. Las velocidades teóricas, haciendo uso de una única portadora, alcanzan hasta los 100 Mbps de bajada

Cuando el ancho de banda requerido alcanza el máximo permitido por la red ADSL, este nuevo router de Orange cambia la vía de conexión de forma automática y comienza a utilizar la red 4G LTE de la operadora. Una red 4G LTE que, sin Carrier Aggregation, ofrece velocidades de hasta 100 Mbps de bajada y hasta 50 Mbps de subida, unas cifras muy superiores a las tradicionalmente ofrecidas con los servicios de ADSL (6 Mbps y 1 Mbps de bajada y subida, respectivamente).

La red 4G LTE de Orange —en sus diferentes modalidades— cubre alrededor del 88,5% de la población española, por lo que la oferta de este nuevo router híbrido de Orange estaría disponible para la gran mayoría de los clientes de ADSL de Orange. De esta forma, la operadora naranja reduciría sensiblemente la brecha entre los clientes de fibra óptica y ADSL.