Gustavo nació con malformación congénita, una condición que le hace no tener piernas ni mano izquierda, pero a sus 22 años ya se ha convertido en uno de los deportistas mexicanos más relevantes y un modelo a seguir para los jóvenes de México.

La historia de Gustavo es ejemplar. El amor y el respeto de la familia de Gustavo, hicieron de él más que una persona que se puede valer por sí misma: un destacado deportista. En Río logró el sexto puesto en los 100 metros en estilo libre, pero en Londres 2012 probó las miles de la victoria al ganar dos medallas de oro, una de plata y una de bronce.

El gusto de Gustavo por la natación comenzó cuando tenía 7 años y su madre lo inscribió en la Alberca Olímpica de la UNAM. Aunque no existía un grupo para personas con su condición, los entrenadores Raúl Porta y Juan Manuel Diaz lo aceptaron.

A los 17 años compitió contra el veterano Juan Ignacio Reyes, quien ya llevaba compitiendo en cuatro Juegos Paralímpicos en ese entonces. "¿Por qué no intentarlo?, ¿por qué no llegar a unos Juegos Olímpicos?", dice Gustavo en el cortometraje.

Este cortometraje fue filmado por Santiago Arau, director de la casa productora Pinhole. Cabe destacar que fue grabado con un iPhone 6S, cosa que nos demuestra lo mucho que se puede hacer con la tecnología comercial actual.

Hoy inician los #juegosparalímpicos mucha suerte a @gusstavo medalla de oro en Londres 2012 #Mexico #Rio2016

Una foto publicada por Santiago Arau Pontones (@santiago_arau) el

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.