fear the walking dead

'Fear the Walking Dead' 2x13 - AMC

Sin perder un segundo, aunque regodeándose un poco en la tensión de una multitud agitada, “Date of Death” empieza directamente planteando un dilema moral para los supervivientes del hotel Rosarito que concierne a Travis Manawa (Cliff Curtis), marido pródigo, y a otras personas que se agolpan ante sus puertas. Pero los guionistas deciden astutamente estirar la situación un poco, y saltamos hacia atrás en un flashback, a la desalentadora situación en que se habían quedado Travis y su hijo Chris (Lorenzo James Henrie) al final del episodio “Do Not Disturb” (2x10).

El muchacho ha empeorado lo suficiente como para dudar de que su falta de humanidad tenga ya remedio. Lo que no sabemos aún es hasta dónde llegará; es decir, si se hará duro como el grupo de de Rick Grimes (Andrew Lincoln) en The Walking Dead o acabará siendo el desquiciado Shane Walsh (Jon Bernthal) de su propio padre, para lo que tiene todas las papeletas. Pero en la última escena de “Pilar of Salt” (2x12) ya habíamos visto a Travis elocuentemente solo, y cuando Madison Clark (Kim Dickens) le pregunta dónde está Chris, regresamos a los flashbacks.

'Fear the Walking Dead' 2x13 - AMC

El verdadero dilema moral del capítulo, sin embargo, es aquel para el que Chris y sus indeseables y descerebrados nuevos amigos, Brandon (Kelly Blatz) y Derek (Kenny Wormald), toman la decisión contraria a la de Travis, y eso genera precisamente el conflicto fundamental de estos escasos cuarenta minutos, en los que las palabras que el hijo le dirige luego a su padre con una serenidad pasmosa, que le llenan de horror, nos hacen de veras dudar sobre quién tiene razón respecto a la manera en que hay que comportarse en el apocalipsis zombi para seguir sobreviviendo.

Luego llega la absurda culpabilidad que siente Travis y sus tribulaciones, que le cuenta a Madison y que acaban por resultar un tanto cansinas, sobre todo teniendo en cuenta que Chris, quien prefiere traicionar a su propio padre antes que a los mezquinos Brandon y Derek, no merece tantas preocupaciones. Y Madison se da cuenta de ello, pero se muestra incoherente al intentar hacer que Travis se sienta mejor justificándole, siendo que ha demostrado en varias ocasiones que ella chochea con Alicia (Alycia Debnam-Carey) y Nick (Frank Dillane) como el que más, lo cual puede tomarse como una contradicción interna verosímil, típica de una persona, en el mejor de los casos.

'Fear the Walking Dead' 2x13 - AMC

Pero todo esto, toda la pesadumbre de Travis y la tabarra que le da con ella a Madison, conduce a una buena escena de confesión: sin pretenderlo, empuja a su pareja a revelarle a Alicia algo sobre su padre fallecido, algo que ahora se nos antoja inesperado y casi sorprendente pero que, haciendo memoria, podemos recordar que no nos olía bien lo que Madison le contó a Nick al respecto en “Grotesque” (2x08). Todos estos personajes tienen un pasado y, como a nosotros mismos el propio, les alcanza a veces en la memoria y les muerde los tobillos, lo cual es básico para la construcción creíble de cualquiera de ellos.

Y al final de este capítulo indiscutiblemente apático, como el pasado no es lo único que vuelve a sus espaldas, son finalmente unos indeseables quienes se apostan ante la verja del Rosarito, esperando a que les abran como a los otros y quizá les admitan para continuar con su depredación: otro foco de inestabilidad se cierne sobre los supervivientes guarecidos en el complejo hotelero y, con lo fácil que se da al traste con los refugios en Fear the Walking Dead, no debería extrañarnos que este fuera el definitivo. Y, otra vez, carretera y manta.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.